Recortes y falta de previsión marcan el inicio escolar en Galicia

EN GALICIA, EL CURSO COMIENZA una vez más con la pérdida de puestos de trabajo estructurales, hecho que año tras año la administración niega de manera rotunda, y que el tiempo demuestra que tenemos razón.

No vamos a partir de una cifra tan objetiva como es la que reflejan los censos de las elecciones sindicales cada cuatro años y que son publicados por la propia administración (en el caso de los docentes de pública sería una perdida de 1.220 trabajadores y trabajadoras entre el 2010 y el 2014). Nos vale perfectamente la publicación del “Boletín estadístico del personal al servicio de las Administraciones Públicas” que muestra una pérdida importante de puestos de trabajo en el campo de la Enseñanza en Galicia; a modo de ejemplo, en docentes de pública no universitaria indica que se perdieron 1.200 puestos de trabajo de carácter estructural entre 2009 y 2016. Pero hay que decir que otros 1.300 puestos estables de funcionarios fueron substituidos por puestos interinos en estos mismos años mediante la no reposición de las jubilaciones en las Ofertas Públicas de Empleo (OPE). Se muestran cifras similares porcentualmente en los demás colectivos de trabajadores y trabajadoras del sector.

Una vez más el curso se inicia, además, con las siguientes problemáticas:

La Consellería presenta de nuevo tarde las instrucciones para la implantación en el curso 2016-17 de los currículos de ESO y Bachillerato, que salieron publicadas en el DOG del 1 de agosto, lo que provocó más disfunciones en los centros, que no pudieron esperar a esta fecha para organizar el curso y se vieron obligados a hacerlo antes. Luego se vieron obligados a introducir cambios.

También tarde, la Consellería incrementa las materias de libre configuración autonómica. En un arranque de generosidad establece el currículo de una nueva materia –igualdad de género–, que se oferta en 1º y 2º de ESO con una carga lectiva de una hora semanal. En CCOO Ensino consideramos que estos contenidos no pueden configurar una materia optativa sino que deberían recibirlos todo el alumnado.

En la Educación Primaria estamos ante una modificación del catálogo similar a la de cursos anteriores en la que se continúan cerrando unidades de infantil y primaria y el número de las que se abren no sirve para amortiguar dichas pérdidas. En total se perdieron 30 unidades de infantil y 37 unidades primaria, lo que suponen una pérdida de profesorado de carácter estructural de 78 docentes.

La pérdida de plazas de orientación incrementará el trabajo de los orientadores de los centros que pasan a tener más centros adscritos. Debemos recordar que la atención a la diversidad es uno de los aspectos más afectados por las políticas de recortes.

En la adjudicación de destinos de Primaria podemos destacar que el porcentaje de vacantes ofertadas a profesorado interino incrementa en tres puntos con respeto a la adjudicación del curso pasado. Aumentará también el porcentaje de plazas itinerantes, que suponen un 4% más que en el curso pasado, llegando a ser cerca del 20% de la adjudicación. La afinidad también crece en tres puntos. Esto muestra que a pesar de la OPE, esta Consellería de Educación sigue transformando empleo estable en empleo temporal.

En cuanto a la adjudicación de destinos de secundaria debemos subrayar lo siguiente:

  • Incremento de interinos con un 5% más sobre el total de la adjudicación
  • Incremento en tres puntos de la afinidad
  • Aparición de perfiles “ad hoc”
  • Duplicidad de materias con la misma afín en el mismo centro
  • Incremento itinerancias

Denunciamos la inacción de la administración en estos casos y el deterioro de la calidad de la enseñanza que provocan este tipo de vacantes.

Denunciamos también el incremento de la movilidad entre cuerpos, especialmente en el caso del profesorado de música de secundaria que imparte docencia en los conservatorios.

Por si fuera poco, el Gobierno del PP de la Xunta de Galicia hace una vez más un uso interesado de la deuda que tiene con los empleados y empleadas públicos de Galicia. El adelanto a la nómina de agosto del pago del 25% que restaba por pagar de la paga extra de diciembre de 2012 y que ya estaba comprometido para hacerse efectivo en el mes de septiembre y el pago de la parte proporcional correspondiente a los meses de enero y febrero del complemento específico o cantidad similar de la extra de junio de 2013, que estaba reconocida por los tribunales de justicia, son una muestra más de cómo el Ejecutivo del PP pretende utilizar a los empleados/as públicos/as con fines electoralistas, habida cuenta de los comicios a celebrar el 25 de septiembre.

La Federación de Enseñanza de CCOO de Galicia demanda responsabilidad a todos los partidos políticos de la oposición de forma que si la aritmética parlamentaria lo permite, dejen a un lado las diferencias y  formen un Gobierno alternativo al PP y den los pasos necesarios para minimizar los efectos de la aplicación de la LOMCE y reviertan los recortes.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

Imagen del autor

Luz Pérez

Secretaria general de FECCOO Galicia