Redes secretas de apoyo o cómo prevenir el acoso

¿SABES? A LA HORA DEL PATIO VOY A LA BIBLIOTECA, así no se me pone ese nudo en la garganta que me ahoga cuando paseo sin saber con quién ponerme. ¿Por qué no tengo amigos? ¿Por qué no me contestan en el WhatsApp cuando pregunto los deberes? Me cuesta dormir. ¿Soy rara?
Ana, 12 años. 1º ESO

Autoría

imagen del autor

Pilar Pérez Esteve

Orientadora IERS La Sènia, Paiporta

Los espacios informales, donde todo ocurre

Somos muchos los profesores que hacemos la guardia de patio con los ojos bien abiertos, yo llevo agenda y boli. El patio te da mucha información. Y la clase también. Si prestas atención. Cuando lo haces, de pronto ves a alguien que se mueve de un grupo a otro, aparentando que tiene amigos, para esconder su soledad. O te das cuenta de que hay un niño a quien nunca nadie elige en su equipo. O ves a ese otro que intenta alcanzar esa chaqueta suya que ahora va por los aires de una mano a otra. Y a esa otra a la que nunca llaman por su nombre, quizá no es nombre ofensivo, ‘solo’ es ridículo.

 

¿‘Juego’ de niños? ¿Acoso?

Asociamos acoso a insultos, amenazas, agresiones verbales o físicas… Pero, ¿es acoso ignorar? ¿Ridiculizar con gestos casi imperceptibles pero reiterados? ¿Dejar en ridículo? Yo les digo siempre a mis alumnos que la medida, la ‘prueba del algodón’, está en el nudo de su garganta. Si sienten un nudo en la garganta más de una vez: hay que decirlo. Lo malo es que quien lo sufre pocas veces lo dice y en ocasiones no lo hace porque atribuye a sus características personales la falta de afecto. Y eso produce un dolor inmenso. ¿Qué podemos hacer?

La solución pasa, inexcusablemente, por crear redes de apoyo tan sólidas y trabadas que nadie se nos pueda colar por las rendijas. Para tejerlas necesitamos miles de hilos de muchos colores, de muchos tamaños. Y ahí están nuestros alumnos. En un patio, los ojos que cuidan no son los de los profesores de guardia, son los ojos de los iguales. Empoderar a los estudiantes, esa es la clave. Han de saber desde el primer día que quien habla es valiente y quien calla, o mira a otro lado, es cobarde. Y que de cada uno de ellos depende el bienestar de todos. Hemos de hacerles sentirse pequeños héroes, pequeñas heroínas.

 

Las Redes Secretas de Apoyo

Para ello, yo creo en mi instituto Redes Secretas de Apoyo. Cuando alguien observa una situación que le incomoda o un trato que no desearía recibir, lo comenta con el tutor, con un profesor Pigmalión… Y entonces creamos la Red Secreta de Apoyo.

Seguimos este protocolo. Empezamos por reunirnos primero la persona, o las personas, que han detectado que alguien no es feliz. Inmediatamente se involucra a varias personas, normalmente cuatro o cinco, que formarán la Red. El perfil de esas personas, aunque variable, suele estar formado por: una persona que lidera el apoyo (los defensores en el círculo de Olweus), una o dos de esas que no consienten las injusticias; otra con un perfil también defensor aunque menos activo, posibles defensores, por seguir con Olweus; algún ‘espectador’ e incluso alguna persona cercana a quien agrede. Y, por supuesto, su Pigmalión (tutor del Programa de tutoría entre iguales).

Modelo Growth Coaching Educativo

Una vez formada la RSA empieza el trabajo. Aquí sigo el modelo Growth. Lo primero es plantearnos un objetivo (goal) a corto plazo ‘que le pregunten algo en el WhatsApp porque todo el mundo la ignora, que nadie vuelva a llamarle eso que tanto le molesta, que los compañeros sepan lo bien que dibuja o baila, que juegue en el patio…’. Ese es el primer paso, tener una meta posible.

En segundo lugar, analizamos qué está ocurriendo para tener una visión precisa de la realidad (reality).

En tercer lugar, consideramos posibles opciones. ¿Qué podemos hacer? Pensamos alternativas, las vamos anotando (options).

A continuación, planificamos las ayudas. Han de saber que lo importante no son los buenos propósitos, lo relevante es plantearnos acciones sostenidas en el tiempo, que nos ayuden a conseguirlos (will). Por eso, planificamos cuidadosamente las acciones y la táctica, ¿cómo y cuándo vamos a actuar? Y nos reunimos periódicamente para valorar lo que ocurre hasta que conseguimos que la persona receptora de la RSA se sienta bien (tactics).

Es este esfuerzo continuado lo que hace que esas acciones se conviertan en parte de nuestra vida, se conviertan en hábitos (habits).

Finalmente, celebramos los resultados. Nos reunimos y relatamos el camino andado. ¿Dónde empezamos? ¿Qué hemos conseguido? Nos abrazamos y disolvemos la RSA. Yo les pido que mantengan el secreto, excepto para sus familias. Ese día les pido que lleguen a casa y sin tele ni móviles, expliquen lo que hemos hecho entre todos. Es esencial involucrar las familias y hacerlas partícipes de nuestro proyecto educativo, de nuestro proyecto de inteligencia emocional.

Y es así como construimos, entre todos, un ambiente de bienestar. Esa participación activa en el cuidado de alguien se graba en la mente y en el corazón de cada una de las personas que forman parte de la red. Los integrantes de la RSA se benefician más que el destinatario de la acción.

Cuando pase el tiempo, quizá olviden qué es un determinante y no recordarán los elementos del sistema periódico, pero nunca olvidarán que formaron parte de una RSA y eso cambiará su mirada. Quienes han formado parte de una RSA saben que quizá no puedan cambiar el mundo pero sí pueden cambiar su mundo. Y eso, nunca se olvida.

Referencias

Duran, D. (coord.) (2006): “Tutoría entre iguales, algunas prácticas”. Monográfico de Aula de Innovación Educativa, 153-154, 7-39.

Andrea Giráldez Hayes, Christian Van Nieuwerburgh (2017). Coaching educativo. Madrid: Paraninfo.

Pilar Pérez Esteve (2016). Redes secretas de apoyo: “Quien habla no es chivato, es valiente”. En Colectivo Orienta.

Keith Topping (2000). UNESCO. Ver: http://unesdoc.unesco.org/images/0012/001254/125454e.pdf

Vídeo (alumno explica las RSA):

https://www.youtube.com/watch?v=tba6Rf3O0A8

Programa Pigmalión: http://pilarperezesteve.es/proyecto-pigmalion-tutoria-entre-iguales/

Web recursos para Tutoría entre iguales. http://www.peertutoringresource.org/

Últimos comentarios

  • Elvira Duran

    Felciidades y muy agradecida.!

  • Pili

    Pocas, muy poco, poquísimo he visto ese trabajo bello habéis descrito, del/a profesor/a observador/a en el patio; lo que se da es la charla y no precisamente de temas d trabajo; así cuántos episodios pasasn inadvertidos y no solo eso sino de inculcar y desarrollar en los niñ@s convivencias positivas, lo que daría lugar o espacio a otras miras u objetivos sociales o conjuntos de alcance superior, o evolucion y mejorias para la humanidad.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *