Menos plazas y más precariedad

EL PASADO MES DE JULIO se publicó el Boletín Estadístico de Empleados Públicos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, correspondiente al mes de enero de 2017. El análisis de los datos constata lo que los centros educativos vienen sufriendo en los últimos años y es que desde 2011, año en el que el PP llegó al Gobierno, el profesorado sigue mermando por sexto año consecutivo.

Autoría

Imagen del autor

José María Ruiz

Secretario de Pública no Universitaria

menos-plazas-y-mas-precariedad2

Además de la reducción del número de docentes, se puede apreciar la enorme destrucción de empleo fijo, que asciende aproximadamente a más de 10.000 docentes fijos al año. En concreto, los datos de enero de 2017 señalan que la reducción de funcionarios de carrera docentes ha sido de 11.400 en el último año, mientras que en el periodo 2011/2017 ha sido de 56.272 plazas fijas.

Sin duda, son las consecuencias de las medidas de recorte recogidas en el RD 14/2012 y el RD 20/2012, pero también de la limitación de la tasa de reposición que en 2011 fue del 30% y en el periodo 2012/2015 del 10%. Esta tasa de reposición ha llevado a que, además de la pérdida de empleo, el que se ha creado es temporal en precario. En la actualidad, más del 26% del empleo docente público está ocupado por personal interino, mientras que en 2011 esta cifra era inferior al 16%.

A todo ello hay que añadir el deterioro en el empleo que el Ministerio de Empelo señala en sus estadísticas. Los datos publicados recientemente sobre tipo de jornada del profesorado nos muestran que, en el periodo 2011/2016, las jornadas parciales han aumentado. Se ha pasado de 27.476 jornadas parciales en 2011 a 35.775 en 2016, un 30,20% más.

A la luz de los datos, la conclusión es clara: se pierde empleo y aumenta la precariedad de los docentes de la educación pública.

El Acuerdo para la mejora del empleo público firmado el pasado mes de marzo va a permitir que se consolide empleo y se reduzca la temporalidad al 8% en los próximos años. Sin duda, es una buena noticia fruto de la negociación colectiva. No obstante, para invertir la tendencia de destrucción y precarización del empleo, es imprescindible la derogación de los Reales Decretos 14/2012 y 20/2012, así como la negociación con las organizaciones sindicales de un plan de empleo que permita recuperar los puestos de trabajo perdidos.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *