Ganar en visibilidad

CCOO ES LA ORGANIZACIÓN SINDICAL MÁS IMPORTANTE DE ESPAÑA. Cuando desde la derecha y desde la izquierda partidista se pone en duda la importancia social y política del sindicalismo de clase que representa una organización como la nuestra, se está poniendo en duda lo que el sindicalismo ha aportado a la construcción de la democracia a través de la defensa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras y de las capas de población que más sufren la pobreza.

Autoría

Imagen del autor

Pedro Badía

Secretario de Política Educativa de CCOO

La movilización y la negociación han convertido a CCOO en un referente fundamental en el sector de la enseñanza. Así lo acreditan su afiliación mayoritaria y su presencia en el sector como el sindicato más votados por todos los/as trabajadores/as, docentes y no docentes; y el impacto que nuestras propuesta han tenido en la mejora del sistema educativo español.

Tenemos carencias que debemos superar, y mejorar en algunos aspectos. Hemos de modernizar nuestras estructuras y adecuar el discurso sociopolítico del sindicato a las exigencias y los retos de la sociedad del siglo XXI, caracterizados por los continuos cambios que se producen desde el gobierno más que conservador que gestiona la globalización. Tener muy en cuenta la importancia que tienen las decisiones internacionales en el ámbito de la economía y de la política. No solo hay que ser reivindicativo, sino también tener el compromiso con los trabajadores y las trabajadoras y con los más pobres. Y, sobre todo, tener una visión amplia sobre lo que está pasando en España y en el mundo: el trabajo ya no te rescata de la pobreza. La pobreza y la desigualdad son alarmantes. El sindicalismo de clase debe dar respuesta a esta situación actualizando su discurso, sus objetivos, sus métodos y sus estrategias. Y debe hacerlo ganando en visibilidad.

Ganar en visibilidad es de suma importancia para recuperar la confianza que el sindicalismo de clase ha perdido entre muchos ciudadanos, que han denunciado como en ocasiones las organizaciones sindicales han sido poco combativas con el gobierno cuando ha desarrollado políticas contra la clase trabajadora. El sindicato debe pasar a la ofensiva, para que los análisis y las propuestas que realiza no queden empobrecidas y bajo sospecha por falta de determinación y de contundencia a la hora de trasladar sus reivindicaciones y compromisos ante la sociedad, ante el Estado y ante las instituciones europeas.

En el marco de la reivindicación y el compromiso, la política educativa se convierte en el cuerpo de ideas estructuradas para crear nuevos ámbitos de análisis y reflexión, así como las directrices para la actuación del sindicato. A través de la política educativa haremos visibles los pilares y valores que fundamentan el pensamiento colectivo del sindicato ante la sociedad.

La política educativa tiene como referente sindical la ponencia aprobada en el XII Congreso de la FECCOO (10,11 y 12 de mayo de 2017)

CCOO es un sindicato de clase sociopolítico, no corporativo, con un modelo educativo definido, encuadrado en una Confederación Sindical cuyos objetivos más importantes son la defensa de los intereses y de los derechos de la clase trabajadora y el progreso de la sociedad. No nos vale solo la reivincación laboral, por otra parte tan importante, porque los derechos de los trabajadores y de las trabajadoras de la educación van más allá, hasta convertirse en la defensa de los intereses globales de la clase trabajadora. Ambos componentes, la defensa de los trabajadores y la construcción de una sociedad más justa, son inequívocamente propios del sindicalismo de clase que representa CCOO.

Son cuatro años de mandato los que tiene por delante la nueva Comisión Ejecutiva Federal de la Federación de Enseñanza de CCOO para hacer buenos los acuerdos de su XII (10, 11 y 12 de mayo de 2017) y abordar los retos más importantes de la política educativa:

  1. Situar el derecho a la educación y la equidad en el centro de las políticas educativas.
  2. Construir en educación un espacio social, político y jurídico que permita ganar en calidad y equidad y que refuerce la educación como un derecho.
  3. Conseguir que la política educativa sea una construcción colectiva de la FECCOO, fundamentada en el trabajo colaborativo.
  4. Poner en valor la política educativa como un componente estratégico de la acción sindical. Un trabajo cuyo objetivo más importante es aumentar y mejorar el liderazgo de CCOO en las próximas elecciones sindicales.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *