Modelo social, trabajo decente y acción sindical

LA FEDERACIÓN DE ENSEÑANZA DE CCOO afronta unas nuevas elecciones sindicales en el sector de la educación teniendo en cuenta que la magnitud de la crisis económica y sus efectos devastadores sobre el empleo, así como el sesgo ideológico de su gestión política, basada en recortes de derechos sociales y prestaciones, siguen manteniendo un considerable peso sobre gran parte de la población.

La socialización de las pérdidas y la privatización de los enormes beneficios conseguidos por determinadas élites económicas, que se ha dado en llamar “crisis”, ha impactado con especial crudeza sobre las capas más sensibles de la sociedad, entre ellas la infancia, principal objetivo del sistema educativo. Pero también sobre los trabajadores y las trabajadoras del sector, docentes y no docentes, cuya presencia es fundamental para el sostenimiento de un sistema de calidad. Sobre este colectivo ha recaído la precariedad laboral, recortes en los derechos sociales, disminución de los recursos materiales y, en los últimos años, pérdida constante del poder adquisitivo.

Equilibrar las relaciones laborales

Las distintas reformas, aún por revertir, han desequilibrado radicalmente las relaciones laborales y amenazan seriamente el poder contractual del sindicato. Las tareas más importantes con las que se presenta CCOO en estas nuevas elecciones sindicales están centradas en la reversión de los recortes y la recuperación de los derechos sociales y laborales de los trabajadores y de las trabajadoras de la enseñanza. En situar el trabajo decente como un principio de actuación universal, en un ámbito tan sensible y complejo como el de la educación. En poner en valor la función del sindicalismo de clase, sociopolítico, que representa nuestro sindicato, como un componente estratégico de la acción sindical, reforzando la idea de servicio del sindicato. Y en reforzar la presencia social de la acción sindical y su reconocimiento público.

El nuevo reto hunde sus raíces en nuestros 40 años de vida como federación: reivindicación del sindicalismo de clase y puesta en valor de la labor de todas las compañeras y compañeros implicados en el trabajo sindical como elementos centrales del modelo social y educativo que demanda CCOO.

No olvidamos el objetivo más importante de nuestro modelo socioeducativo: niñas, niños, adolescentes y jóvenes. CCOO es un sindicato sociopolítico, de clase, que sitúa el derecho a la educación y la equidad en el centro de sus reivindicaciones sindicales. Entendiendo el derecho a la educación como un derecho de ciudadanía, universal, que debe estar garantizado por los poderes públicos, que tiene que ser una realidad vivida por el alumnado y las familias, y que precisa del derecho a la compensación de las carencias de partida de los ciudadanos y ciudadanas. Y construyendo un espacio social, político y jurídico que permita ganar en calidad, en equidad y en derechos.

Ante las próximas elecciones sindicales, CCOO vuelve a poner en valor un modelo educativo reconocible, aunque adecuado a los tiempos, como un componente estratégico de la acción sindical, con dos importantes objetivos: fortalecer y ampliar la mayoría sindical de CCOO, para garantizar una educación de calidad para todas y para todos, sin exclusiones.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

Imagen del autor

Pedro Badía

Secretario de Política Educativa de FECCOO