Niñas y niños, los últimos

EN LOS ÚLTIMOS DÍAS HA ESTADO MUY EN AUGE LA IDEA de reabrir los centros de Infantil y de Educación Especial para favorecer la conciliación de aquellas familias que se tienen que incorporar a sus puestos de trabajo de forma presencial. Desde el sindicato hemos instado desde el primer momento a la vuelta del alumnado a los centros, al menos de estos dos sectores, en septiembre.

¿Qué pasaría si el alumnado volviese a las aulas ya? ¿Cómo vamos a evitar que niños y niñas jueguen? En Educación Infantil, debido al desarrollo cognitivo, emocional y psicomotriz de los y las menores, es muy difícil aplicar las medidas de seguridad y salud que recomiendan las autoridades sanitarias, como el distanciamiento social, el uso adecuado de EPI, las medidas de higiene… No podemos evitar que jueguen entre ellos en todo momento, al fin y al cabo, necesitan contacto para un buen desarrollo.

Tampoco estamos teniendo en cuenta los factores psicológicos y emocionales que pueden desencadenar en ellos y ellas este tipo de situaciones. Cómo explicarles que ya no les puedes coger, que no le puedes dar besos ni abrazos… es bastante complicado.

 

Experiencias

En países como Dinamarca o Francia, donde los niños y niñas de Infantil han vuelto a las aulas –incluso en el caso de los daneses han reducido la ratio hasta 5 menores por cada dos docentes, tal y como recomienda la Asociación Española de Pediatría (AEP)–, han tenido que echar marcha atrás y cancelar las clases debido al gran número de contagios de los últimos días, lo que evidencia que no es factible incorporar a niñas y niños tan pequeños a las aulas.

En España sería necesario también reducir las ratios, pero aun así estaríamos en la misma tesitura que estos países, y lo mismo pasaría con la Educación  Especial, donde la ratio debería ser 1-1. Desde la AEP también piden que Infantil sea la última etapa en incorporarse a las escuelas, marcando además una ratio de 5 menores por cada docente.

En el caso de La Rioja, por ejemplo, recientemente han firmado un acuerdo para que pueda volver a las aulas determinado alumnado con casos muy específicos y a partir de 4º de Primaria. Es de carácter voluntario, y puede ser individual, grupal y puntuales, solo para quienes tengan dificultades para poder continuar con la educación a distancia por motivos económicos, brecha digital, necesidades educativas especiales…

Corea del Sur, que también se preparaba para la vuelta a las aulas, ha tenido que posponerlo debido al repunte de infecciones, y prevén una apertura paulatina entre el 20 de mayo y el 8 de junio, siendo las y los pequeños quienes se incorporarán más tarde. Por tanto, y tal y como ha quedado evidenciado en otros países, seguimos considerando que no es una buena opción la incorporación a las aulas.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

Imagen del autor

Beatriz García

Secretaria de Juventud de la Federación de Enseñanza de CCOO