Recuperar el derecho a la formación permanente de trabajadores y trabajadoras

ESTAMOS EN EL PERIODO DE CONCENTRACIÓN DE ELECCIONES SINDICALES en todos los sectores de enseñanza. Que CCOO sea el primer sindicato en número de delegados y delegadas del país, y su Federación de Enseñanza el primero de la educación, supone en nuestro marco normativo la condición de organización sindical más representativa y, por tanto, nos atribuye la facultad de actuar en tutela y defensa de los derechos e intereses colectivos de trabajadores y trabajadoras, y asegura nuestra presencia en las mesas de negociación a todos los niveles y en la interlocución social con los gobiernos.

Los derechos de formación en la empresa

LA FORMACIÓN PROFESIONAL es un derecho de todos los trabajadores y trabajadoras reconocido en nuestra constitución y en el Estatuto de los Trabajadores. Para FECCOO, es una prioridad y un derecho irrenunciable que debemos conocer y ejercer evitando que se produzcan abusos, y asegurando que los procesos formativos cumplan con el objetivo de cualificar y promocionar a las personas trabajadoras.

Recuperar el derecho a la formación

LA REFORMA LABORAL y posteriormente la aprobación de la Ley 30/2015 que regula el Sistema de Formación Profesional para el empleo en el ámbito laboral, lejos de favorecer la formación de las personas ocupadas desempleadas está suponiendo la dilapidación del sistema de Formación Profesional para el Empleo y la primacía de los intereses mercantilistas frente a los meramente formativos, de cualificación y recualificación de trabajadores y trabajadoras.

Un solo sistema de Formación Profesional Dual

EN LA ÚLTIMA COMISIÓN PERMANENTE del Consejo General de Formación Profesional, se nos presentó un documento con las líneas generales de un Real Decreto (RD) de Formación Profesional Dual (FPD) que el Ministerio de Educación pretende aprobar para desarrollar el artículo 42 bis de la LOMCE, que dice que “La Formación Profesional dual del Sistema Educativo Español es el conjunto de acciones e iniciativas formativas que, en corresponsabilidad con las empresas, tienen por objeto la cualificación profesional de las personas, armonizando los procesos de enseñanza y aprendizaje entre los centros educativos y los centros de trabajo”. Educación presentó la propuesta en un Power Point repleto de inconcreciones y conceptos imprecisos.