Yo, el juego en línea

A PESAR DE MI NOMBRE, NO SOY UN JUEGO, soy un problema en la vida de muchas personas, de muchas familias. Y es que, aunque en principio pueda parecer un entretenimiento inocente, soy peligroso porque creo adicción. Sí, como mi amiga la droga, ejerzo una poderosa atracción en algunas personas y me aprovecho de situaciones de vulnerabilidad para meterme en sus vidas. Existo desde siempre, pero en los últimos años he tomado visos de modernidad a través de las nuevas tecnologías.

Trabajando por y para la juventud

EN OCTUBRE HEMOS TENIDO EL PLACER DE PARTICIPAR EN LA PRIMERA SEMANA FORMATIVA DEL curso European Training for Young Trade Union Leaders, destinado a la formación de jóvenes líderes de la Unión Europea, organizado por el ETUI (European Trade Union Institute).

Diez años de lucha obrera para garantizar el derecho a la negociación colectiva

CORRÍA 2010 CUANDO LO MÁS DURO DE LA CRISIS COMENZÓ A HACER MELLA. El socialismo de Zapatero se batía en retirada y el conservadurismo comenzaba a asomar. El Gobierno de España y el del País Vasco metieron un zarpazo a los salarios de todas las administraciones públicas. Los recortes se extendieron a los módulos de financiación de los centros concertados, creando una situación inédita: las patronales se encontraron con una financiación pública recortada, pero unas tablas salariales que cumplir. Así que tomaron la peor decisión: imponer los recortes, saltándose la ley.

Recuperar el poder adquisitivo

EL 9 DE MARZO DE 2018 SE FIRMÓ EL II ACUERDO PARA LA MEJORA DEL EMPLEO DONDE, entre otros temas, se firmaba la recuperación económica del personal funcionario en el periodo 2018-2020 y se fijaban unas subidas salariales de un mínimo de 6,12% a un máximo de 8,79%.

Acabar con la precariedad del sector público

LA AUDIENCIA NACIONAL HA DESESTIMADO EL RECURSO que pretendía la anulación del acuerdo para la mejora del empleo público firmado en 2017, que fue presentado por la Asociación Nacional de Interinos y Laborales (ANIL), medida que reclamaba que los interinos de larga duración no tuvieran que someterse a una oposición para conseguir plaza fija.

“Los más feroces de los animales”1

“VEMOS SIN REALMENTE SENTIR”, RECUERDA LLEDÓ. La violencia física, verbal o en imágenes, contra dos niños solos, en teoría protegidos, en una parada de autobús en Madrid; la paliza a otro niño en Zaragoza al que le hunden el cráneo; los niños solos a los que alojamos dos y tres en el suelo de un pasillo o de un juzgado; a los que empujamos al suicidio por una prueba imperfecta de determinación de la edad y les dejamos en la calle; la violencia ejercida a diario contra mujeres a las que violan y humillan sus parejas u otros hombres; contra niñas a las que mutilan y obligan a ser esposas y madres; contra niños y niñas cuya identidad u orientación sexual no coinciden con la binaria aprendida con una estricta concepción religiosa, etc.

Contra el PIN parental, un humanismo militante

EL PIN PARENTAL LANZADO POR LA ORGANIZACIÓN DE EXTREMA DERECHA HAZTEOIR ES LLUVIA FINA. La tormenta empapa, la lluvia fina cala. Y al final del camino estás calado hasta los huesos. En la historia del siglo XX, y de la que llevamos andada del siglo XXI, tenemos ejemplos más que suficientes para que se enciendan todas las alarmas ante la pasividad y la “compresión” que la sociedad y las autoridades políticas demuestran con el discurso de odio que sustentan acciones antidemocráticas, y fuera de toda legalidad y ética colectiva, como el que contiene el PIN parental.

Respuesta sindical en Educación Infantil

DESDE CCOO ASUMIMOS, EL PASADO MAYO, la responsabilidad que nos correspondía en la defensa de unas condiciones laborales dignas, negándonos a ceder a la pretensión patronal de firmar un nuevo convenio que no daba salida a las necesidades y reivindicaciones de las trabajadoras de Educación Infantil.