La educación inclusiva: escuela pública sin adjetivos

LA ESCUELA PÚBLICA, SIN ADJETIVOS, es una condición imprescindible para garantizar el derecho universal a una educación de calidad para todo el alumnado, cualquiera sea su origen o sus peculiaridades personales. Es, por otra parte, un elemento fundamental del concepto de equidad del sistema educativo. Supone avanzar hacia una educación más participativa que contribuya a una notable mejora del propio clima educativo.

“La educación laica, democrática e inclusiva para todas y todos es una meta muy distante en este momento”

EN «POLÍTICAS EDUCATIVAS Y CONSTRUCCIÓN de personalidades neoliberales y neocolonialistas» (Morata, 2017), Jurjo Torres aporta una mirada política muy actual sobre nuestro sistema educativo. Fruto de la preocupación por cómo lo privado disputa el terreno al espacio público, analiza con gran detalle cómo la construcción del nosotros colectivo –que había sido razón principal de la universalización de la educación– está siendo aceleradamente sustituida por un individualismo competitivo y excluyente.