CCOO denuncia la precariedad del profesorado universitario

LOS DATOS GRITAN. La sangría de los recortes afecta de forma clamorosa a la universidad española. Ha sufrido una pérdida de 7.111 puestos de trabajo de profesorado y de personal de administración y servicios desde 2012. La Federación de Enseñanza de CCOO (FECCOO) quiere recuperar la calidad en el empleo y solicita una Oferta de Empleo Público excepcional sin que suponga un incremento presupuestario.

Otro dato demoledor. El sindicato denuncia que se ha destruido el 10% de la plantilla de profesorado funcionario universitario desde 2009, según los últimos datos publicados por el Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas elaborado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. CCOO alerta de que este colectivo, que ha perdido cerca de 4.900 efectivos en los últimos siete años, está siendo reemplazado por docentes con contratos laborales (profesorado asociado, sustituto e interino), que en la mayoría de los casos son temporales y a tiempo parcial.

El año 2014 agravó la destrucción de personal docente funcionario con la sustitución de una modalidad de contratación por otra. Desde entonces ha disminuido un 5,22% y ha incrementado el contratado, que crece un 7,6%. Este fenómeno es resultado de las limitaciones impuestas por el Gobierno, que imposibilitaba la sustitución de bajas ocasionadas por jubilación con profesorado funcionario.

El panorama cambia, y mucho, en función de la universidad. Hasta 32 pierden plantilla total de profesorado desde 2012 en porcentajes muy variados: desde el 29,2% de la Universidad de Alcalá de Henares al 0,5% de la Universidad Politécnica de Cartagena. Por otra parte, 16 de las 17 universidades que incrementan su plantilla docente siguen el mismo patrón: disminuye el profesorado funcionario y crece el porcentaje de profesorado contratado. Es el caso, entre otras, de las universidades de Valladolid y Zaragoza, que pierden un 10,2% y un 8,8% de personal docente e investigador funcionario, respectivamente, y ganan un 32,6% y un 34,9% de profesorado contratado. Tan solo en la Universidad Pablo de Olavide, la más joven, se produce el efecto contrario: se incrementa un 12,7% el profesorado funcionario y cae el 18,3% el contratado.

Hagamos una radiografía del número total de empleados públicos de las universidades españolas. A comienzos de 2012 ascendía a 154.881 personas (100.511 pertenecientes al profesorado y 54.881 miembros del personal de administración y servicios). Desde entonces, se han destruido 7.111 empleos, 4.643 de docentes y 2.468 de administración y servicios, un 4,6% y un 4,5%, respectivamente.

Personal de Administración y Servicios (PAS)

La reducción de plantillas ha afectado al 10,56% del Personal de Administración y Servicios contratado laboral y al 1,96% del personal funcionario desde 2012. El personal agrupado en el epígrafe de «otro», en el que se incluye, entre otros, al personal eventual y al personal funcionario interino, ha crecido un 6,8% en los últimos cuatro años.

El PAS de las universidades españolas representa un 54,14% de la plantilla de profesores y profesoras, lo que supone una ratio aproximada de un miembro de administración y servicios por cada 1,85 docente e investigador. CCOO subraya que esta cifra sitúa al sistema universitario público en clara desventaja respecto a otros sistemas públicos europeos en los que la relación PAS/PDI se aproxima a la unidad.

Etiquetas:

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría