Condiciones feudales en Escuelas Europeas

“ES ESCANDALOSO que algo como esto sea posible en una institución Europea. Yo hago un trabajo cualificado con un alto compromiso personal, que merece respeto y aprecio. Pero soy tratada como una profesora de segunda clase.” Silvia Rodriguez (nombre ficticio) es maestra de una Escuela Europea. No quiere que su nombre real se publique, porque tiene miedo de sanciones.

Escuelas con buena reputación

Las Escuelas Europeas han sido establecidas por la Comisión Europea y los estados miembros de la UE para enseñar a los niños de los empleados de la Comisión Europea y otras instituciones de la UE y llevarlos a una graduación internacionalmente reconocida: el Bachillerato Europeo. Las Escuelas Europeas tienen una buena reputación. Hay actualmente 14, con 25.000 estudiantes y 2.200 profesores en siete estados de la Unión Europea: Bélgica, Luxemburgo, Reino Unido, Italia, Países Bajos, Alemania y España. La Escuela Europea de España está ubicada en Alicante, donde se encuentra la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO), encargada de gestionar las marcas de la UE.

Trabajo precario con salario desigual

En las Escuelas Europeas hay dos grupos principales de profesores, cada uno trabajando bajo diferentes condiciones. Una parte de los maestros son oficialmente enviados por sus países de origen y liberados de la enseñanza en su patria durante algunos años. Tienen ciertos derechos y obtienen los salarios de los gobiernos nacionales. El segundo grupo de maestros es contratado y pagado por las Escuelas Europeas. Originalmente concebido como una excepción para cerrar los cuellos de botella cuando no hay suficientes maestros desplazados por los países, su número ha crecido constantemente en los últimos años. Hoy en día son la mayoría de los maestros en las Escuelas Europeas. Los maestros directamente contratados no tienen ninguna protección legal. Trabajan en condiciones precarias, muchos de ellos con contratos temporales y remuneración desigual. En cualquier momento pueden ser reemplazados por un maestro enviado por su país. Hay maestros que acumulan más de diez años con contratos de un año. Puede que consigan tres horas garantizadas, pero en la práctica dan 18 horas de clase. Esto tiene implicaciones profundas en la planificación de la vida: no se pueden comprar un coche o un piso, ya que no son sujetos de crédito para los bancos.

“Es escandaloso que algo como esto sea posible en una institución europea. Yo hago un trabajo cualificado con un alto compromiso personal, que merece respeto y aprecio. Pero soy tratada como una profesora de segunda clase”

No hay protección de leyes laborales nacionales

Con el apoyo del Sindicato de Educación de Alemania (GEW), los maestros de la Escuela Europea en Múnich se habían quejado de la limitación permanente de sus contratos. Bajo la ley alemana no están permitidos estos contratos de trabajo. Aunque los maestros ganaron sus denuncias ante el tribunal de trabajo alemán, en 2015 el Tribunal de Justicia Europeo decidió que las leyes laborales nacionales no son aplicables a los maestros directamente contratados y que solo el sistema de las Escuelas Europeas está autorizado a establecer normas para sus condiciones de trabajo. Después de este juicio, la secretaría general de las Escuelas Europeas ha introducido un nuevo estatuto de trabajo para los maestros contratados que entró en vigor el 1 de septiembre de 2016. Desde la perspectiva de los afectados, los reglamentos de este nuevo estatuto sirven unilateralmente a los intereses de las escuelas y no mejoran la situación laboral precaria de los maestros.

Respuesta sindical europea

Es evidente que no hay una solución nacional para los problemas de los maestros en las Escuelas Europeas. Por eso el Comité Sindical Europeo de la Educación (CSEE), la organización regional Europea de los sindicatos de la educación, adoptó una resolución para iniciar y apoyar actividades conjuntas para promover condiciones de trabajo decentes, buenos salarios y una fuerte representación legal de los profesores en Escuelas Europeas en su conferencia cuatrienal en Belgrado los días 6 a 8 de diciembre 2016. El CSEE va a establecer y coordinar una red de sindicatos miembros con el objetivo de ganar más afiliados sindicales, promover la solidaridad y la representación conjunta de los distintos grupos de maestros y desarrollar una estrategia para el diálogo social y la negociación colectiva frente a la Secretaría general de las Escuelas Europeas. No será un camino facil. Pero vale la pena el esfuerzo.

Últimos comentarios

  • José

    Hola F de flojo.

    ¿Eres docente? Si no lo eres, no estamos hablando de nada y tú y yo perdemos el tiempo. Es como si le pidieras explicación a un minero de porqué se jubila a los 50 años. Si nunca has trabajado en una mina, ¿qué podríamos opinar de eso? Absolutamente nada. Y si consideras que tu trabajo no es tan digno como debería, tendrías que luchar para que lo fuera, pero jamás ponerte en contra de quienes luchan por mejorar día a día su gremio laboral. Digo esto, porque SÍ es cierto que el Instituto Cervantes hace contratos muy precarios y tiene unas condiciones de vida para sus trabajadores totalmente injustas. Y de las escuelas Europeas no tengo información, pero si hay quejas es porque el río llevará algo de agua.

    Suponiendo que seas docente y no aprecias la dignidad que tienes y que se te ha dado, hacerte saber que la tienes gracias a las protestas de principios de los años ochenta, cuando todo el mundo se tiró a las calles para exigir derechos dignos para los docentes y otros gremios. Se hacían huelgas de 2 y 3 meses continuadas. Ahora, los sindicatos están adormilados (apesebrados, o manejados por el gobierno y patronales, que es lo mismo) y no es posible conseguir nada. La gente también está adormilada e idiota para darse cuenta de las cosas, o peor aún, para luchar por los derechos de todos, porque claro, eso de manifestarse por mejorar la vida de los demás no va con uno, ¿verdad F de flojo? Ya lo vimos cuando firmaron los 2 partidos más importantes del país para derogar el artículo 135 de la constitución, donde AHORA, dice que si tú te está muriendo y España tiene que pagar una factura, lo primero es la factura y muy infinitamente después estarías tú. Pero eso tú no lo ves. ¿O quizás tienes varios millones de euros? Bueno, entonces en este caso tengo que darte la razón y me callo, y mis disculpas. Te podría entender. Pero si no eres así de rico, siento decirte que no has leído los libros adecuados, si acaso has leído alguno alguna vez.

    Y todo ésto, por tu respuesta y falta de apoyo y consideración del mensaje que has escrito. Ahí es donde uno se da cuenta que si te tuviera como compañero en mi trabajo, sería plenamente consciente que eres de los que dejan morirse en la cuneta a los malheridos y que si tuviéramos que vivir de tus apoyos, bien seguro estoy que no tendríamos ni un vaso de agua de tu parte. Y que sobre todo, que eres de los que pisan la cabeza a quienes intentan salir a flote, porque tú quizás llevas hundido mucho tiempo y prefieres ver a todo el mundo hundido. Pero puede que las palabras «flote» y «hundido» no las entiendas. Significan lucha por un trabajo y condiciones laborales dignas. Estoy hablando de DIGNIDAD. Dudo mucho que sepas lo que es la DIGNIDAD. Incluso aunque busques la palabra en el diccionario, no creo que logres entender su significado. Pero ahí, ya no puedo ayudarte. Sobre todo, porque pienso que tampoco serviría de mucho.

  • Jose

    Lo que acabo de leer es un espejo exacto de lo que ocurre en el Instituto Cervantes: profesores llamados «colaboradores» que trabajan encadenando contratos desde hace mas de 15 años que representan el 90% del personal docente. Con condiciones laborales muy disminuidas si se comparan con un profesor «de plantilla» o cualquier docente en España. Sin representacion sindical. Sin reconocimiento de su experiencia docente para opositar en España. Verdaderos trabajadores en precario. El Intituto Cervantes: un agujero negro mas del capitalismo crónico ibérico. Cada día que pasa ea más dificil salir de nuestro armario (el tamaño e importancia de las tropelías patrias dejan lo nuestro del Cervantes en una broma).
    Necesitamos que alguien entre en nuestro armario cerrado y apolillado; que lo abra y lo ventile. Necesitamos juristas comprometidos que nos echen un cabo donde asirnos, que nos agarren de los pelos y nos saquen del agua…Lo estamos pidiendo a gritos…sordos !!!

    • F de flojo.

      ¿Y eres tú uno de los que lleva 15 años en ese ‘armario apolillado’? Un ‘verdadero trabajador’ con 15 años de experiencia lo tiene chupao para encontrar cosas mejores. ¿O crees que en otros sitios atan a los perros con longaniza? Lo que también te puedo decir es que entre esos ‘verdaderos trabajadores’ que mencionas, los hay que leen y escriben con dificultad, auténticos zotes, quizá por ello lleven 15 años apolillados y lloriqueando.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

Imagen del autor

Manfred Brinkmann

Responsable de relaciones internacionales del Sindicato de Educación y Ciencia (GEW) de Alemania