El PP vence en el pulso de las oposiciones en Cantabria

EL DISCURSO DEL MIEDO HA TRIUNFADO en comunidades autónomas como Andalucía, Extremadura, Castilla La Mancha y Aragón propagándose como un tsunami hacia Murcia, Valencia, Asturias y, finalmente, ha llegado a Cantabria. La amenaza del Ministerio de Hacienda de impugnar las oposiciones, si se convocan, sin estar aprobados los Presupuestos Generales del Estado (PGE) ha vuelto a poner en pie de guerra a la comunidad educativa; y, lo que es peor, a enfrentar entre si a los propios trabajadores del sistema y a levantar barreras ideológicas entre comunidades autónomas vecinas, utilizando un eufemismo, “efecto llamada” cuando lo que se quiere decir es miedo a que cualquier organización o persona jurídica pueda impugnar todo el proceso de oferta de empleo público.

La Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria considera que el PP ha realizado una maniobra propia de Maquiavelo porque también ha conseguido enfrentar a los docentes de Cantabria, los que querían oposiciones y los que no, y a titulados en la cola del paro que no han tenido opción de entrar en la profesión docente ya que desde 2009 no se convoca OPE en algunas especialidades. Estos últimos son los peor parados de la “jugada maestra” ya que siempre van a estar en desventaja al no tener la opción de sumar puntos en el apartado de la experiencia, según mantiene FECCOO Cantabria.

Los sindicatos han perdido capacidad negociadora frente a la Administración debido a que, por primera vez en la historia, algunos de ellos, llevados por el miedo y las propias tensiones entre sus representados, han sido los artífices de romper una parte de un acuerdo firmado por unanimidad, argumentando que es una ruptura parcial y derivada de la coyuntura. A partir de ahora la Administración tiene las puertas abiertas para romper los acuerdos arguyendo las mismas razones cuando lo consideren oportuno.

“Enhorabuena Partido Popular, sigues ganando terreno tú sólo, sin moverte, sólo por la incapacidad manifiesta del resto de fuerzas políticas progresistas de llegar a acuerdos por el bien de la ciudadanía. Sigue ganando el conservadurismo frente a la idea de progreso, la resistencia al cambio está instalada en el ADN de los Españoles y la Derecha se asienta y se prepara para una nueva mayoría absoluta que le permita volver a pasar el rodillo de las políticas neoliberales haciendo cada vez más grande la brecha salarial y social y dividiendo a la sociedad en tres clases: los que pueden, los que no pueden y los que a duras penas pueden. La educación es un arma poderosa que ellos necesitan utilizar a su antojo para manipular a las personas y hacer de ellas un negocio”, critica FECCOO Cantabria.

En este escenario, el sindicato ha tenido que actuar representando el papel más difícil en este “esperpento, cuyo guión, podía haber sido escrito perfectamente por el propio Valle Inclán”. FECCOO Cantabria ha tenido que tratar de convencer de los aspectos positivos que tiene convocar y ejecutar plazas: estabilidad laboral, empleo digno y con derechos, reducción de la tasa de interinidad, estabilidad de las plantillas de los centros, contribución a mejorar la calidad de la enseñanza, medidas todas ellas, que necesita el sistema educativo con urgencia pero que son a largo plazo y que ejecutarlas en este ambiente de incertidumbre, nerviosismo y precariedad pueden tener coste electoral negativo y bajadas de afiliación tanto para sindicatos como para el partido político que gobierna. FECCO Cantabria ha forzado que el resto de fuerzas sindicales y el propio gobierno no tiren la toalla. También ha logrado la solución intermedia que se había planteado y que consiste en publicar el Decreto de Convocatoria para no perder las 187 plazas del cuerpo de Primaria y comenzar una negociación para que se ejecuten lo antes posible, en cuanto haya seguridad jurídica y una mínima ­coordinación –impulsada por el Ministerio de Educación– entre comunidades autónomas.

“En ningún caso consideramos esto como una victoria sindical, ya que en realidad seguimos perdiendo tiempo y no avanzamos en el objetivo final que es mejorar la calidad de la Educación Pública, para nuestra organización derecho fundamental”, asegura FECCOO Cantabria.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría