Homologación de retribuciones en la concertada

LA LEY GENERAL DE EDUCACIÓN de 1970 preveía la homologación de las retribuciones del profesorado de la entonces enseñanza privada subvencionada con el profesorado de la enseñanza estatal (art. 124.3); y el 49.4 de la LODE (1985) incluyó el mismo mandato, adaptado al nuevo régimen de conciertos educativos que creaba. Pero el ambiguo “término homologador” expresado en ambas leyes –remuneración análoga a la del profesorado estatal de los respectivos niveles–, siempre dificultó su aplicación práctica.

Por eso, en la LOE (2006), se mejoró la redacción y el apartado 4 del art. 117 determinó que las cantidades correspondientes a los salarios del personal docente posibilitarán la equiparación gradual de su remuneración con la del profesorado público de las respectivas etapas.

Más allá de la “gradualidad”, que permitía elaborar calendarios de equiparación adaptados a las circunstancias económicas de cada comunidad, estaba claro el mandato de la Ley sobre la igualdad de retribuciones. Por ello, entre 2006 y 2009 se firmaron –aunque con contenidos diferentes– acuerdos de equiparación en casi todas las comunidades autónomas.

Con la llegada de la crisis económica, ese proceso quedó paralizado. Desde entonces la equiparación del 100 % (obviando la cuestión de los sexenios) solamente es real en Andalucía, Baleares, Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid, Murcia, Navarra y Ceuta/Melilla. En el resto de comunidades aunque no siempre la “gradualidad” se ha quedado en porcentajes variables que van desde el 90 % de Canarias y Cantabria (aunque en esta última se perciben los sexenios) al 97 % de Castilla-La Mancha.

Iniciado el curso 2017/2018, tras más de 11 años desde la promulgación de la LOE, CCOO exige la renegociación de los actuales acuerdos de equiparación para alcanzar la igualdad retributiva prevista en la LOE/LOMCE. 

La Federación de Enseñanza de CCOO promoverá las acciones necesarias para exigir un cumplimiento real de la Ley.

Etiquetas:

,

Últimos comentarios

  • PTFP FP

    Como profesor de FP de educación pública me siento muy me siento injustamente desvalorizado y creo que esta equiparación es mucho más que injusta por dos puntos muy importantes.

    1. – Los profesores técnicos de FP de la pública no estamos equiparados a los de secundaria como si ocurre en la concertada, por lo tanto, nuestros homólogos tienen un sueldo más alto. Considero que esto es un atraco. De la misma forma que el gobierno autonómico se gasta casi 500 € en cada trabajador de una empresa privada para equiparar el sueldo, lo podría hacer con un empleado público.

    2. – Al gasto de academias, formación, etc., hay que sumarle, y creo que esto es mucho más importante, el hecho de que los interinos y funcionarios no entregamos un currículum, nos hacen una entrevista o nos enchufan, que también los hay, en un centro privado donde vayamos a trabajar, tenemos desde Portugal hasta Murcia para ser reclutados/as, y fruto de ello, entendía que, surgió el llamado CONPLEMENTO DE DESTINO. ¿Si en la concertada ganan igual o más que en la pública para que sirve este complemento?

  • Jesús

    ¿Y quién me paga a mi los años de academia de oposiciones, los años de alquiler en Castilla y León -donde aprobé -;los kilómetros que realizo en un destino alejado de donde vivo?
    La igualdad real la aporta una prueba selectiva a la que todo el mundo puede enfrentarse bajo igualdad de criterio.

    • Carlos Rodríguez Rey

      Tu opinión es respetable pero bastante injusta. Tu esfuerzo por sacarte la plaza no exime ni resta el esfuerzo de miles de trabajadores que tenemos vocación y amamos la profesión. Aprobar una oposición no te hace mejor profesional que el resto.
      Además se habla de respetar la ley y acuerdos tomados desde un principio.
      Más tolerancia colega

      • Esperanza

        Bravo Carlos!!!

      • PTFP FP

        Tu opinión es también respetable pero carece de fundamento alguno. Si nos paga el Estado debemos pasar por pruebas selectivas como en casi todos los cuerpos del Estado.

        No es cuestión de tolerancia, sino de agravio comparativo. Seguramente habrás pasado entrevistas y tengas un buen currículum que te capacite para tu puesto de trabajo pero sabes que no siempre es así y que las las empresas privadas concertadas de educación tienen mucho margen para contratar a quien quiera. De hecho hay centros en los que las generaciones de familias se sucede. ¿Eres capaz de negarlo? Y no me digas que los enchufes en la pública también existen, porque resulta que los hacen los mismo que quieren destrozarla.

  • Esperanza

    Como trabajadora de la concertada, que tantas veces se ha sentido olvidada, e incluso ‘mal vista’ por estén sindicato (al que hace tantos años que pertenezco que ni lo recuerdo) GRACIAS.

  • Mª Asun Olano

    También habría que igualar las pensiones. Equiparar las pensiones de los y las enseñantes de centros públicos a los de la privada.
    Los maestros y maestras de pública, que pertenecemos obligatoriamente a MUFACE, cobramos 1.800 € mensuales, unos 350 € mensuales menos que los de privada.
    El sindicato tambien debería de luchar por esta desigualdad.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

Imagen del autor

Pedro Ocaña

Secretario de Privada y Servicios Socioeducativos