Calendario escolar: desacuerdos y polémicas en Madrid, Cantabria y Castilla-La Mancha

SI BIEN EN LA MAYORÍA DE COMUNIDADES AUTÓNOMAS el arranque de curso parece estar exento de conflictos, la programación del próximo año ya tiene contestación con las primeras convocatorias de huelga para septiembre.

La semana del 10 de septiembre marca el comienzo del nuevo curso según el calendario escolar. Muchas comunidades autónomas han fijado el arranque para ese lunes –o en alguno de los dos días siguientes–, a excepción de Madrid, Murcia, Navarra y La Rioja, que empezarán a finales de la semana anterior (a partir del 4, 6 o 7 de septiembre). Desde ahí y hasta el 17 de septiembre irán sumándose todos los ciclos.

Hasta aquí, más o menos, todo bien. Pero el calendario genera muchas reacciones cada año. Más cuando este se ha hecho casi a espaldas de la comunidad educativa. Así lo afirman desde CCOO Madrid, quienes reclaman principalmente dos cosas: el adelanto de los exámenes de recuperación a junio y la irracionalidad de una planificación que ni siquiera está homologada entre centros que imparten las mismas enseñanzas y etapas, ni mucho menos entre la pública y la privada.

En cuanto al primer punto, anunciaron desde CCOO Madrid la realización de una macroencuesta para evaluar el adelanto de los exámenes de recuperación, mientras siguen a la espera de una resolución judicial por la impugnación que hicieron de esta medida en el curso que acaba de finalizar. La Consejería de Educación, indiferente a esto, ha vuelto a confirmar su implantación en junio del próximo año, pese a que la FAPA Giner de los Ríos también había mostrado su oposición al borrador propuesto por el Gobierno autonómico.

Cantabria

Pero Madrid no es la única Comunidad envuelta en polémica. En Cantabria se enfrentan la Consejería de Educación, por un lado, y los sindicatos de la Junta de Personal Docente (CCOO, STEC, ANPE y UGT), por otro, que ya han anunciado posibles huelgas para estrenar el nuevo curso, que podrían extenderse durante todo el año, según se decida en la asamblea fijada el 5 de ese mes en Santander.

Y todo desde que el pasado 28 de junio, el Departamento que dirige Francisco Fernández Mañanes comunicase a los centros que el próximo curso se implantará el reparto de clases aprobado el 12 de junio –sin el apoyo de los sindicatos mencionados–, y que trae cambios como el incremento de tres días lectivos (de 175 a 178 en total), y deja solo una semana de jornada reducida junio y dos en septiembre, en vez de las seis que había hasta el curso 2017-2018.

Ante la inminente publicación del calendario en el Boletín Oficial de Cantabria, el consejero no ha querido entrar en polémicas que puedan generar mayor malestar entre el profesorado, pero ha dicho que el proceso está en marcha.

Castilla-La Mancha

Críticas ha despertado el calendario propuesto por Educación en Castilla-La Mancha, dadas algunas anomalías en los días no lectivos de febrero, cuando se producen dos festivos en menos de 20 días. Pero también la comunidad educativa sigue la espera de los resultados de las pruebas piloto en cuanto a la eliminación de los exámenes de septiembre y su traslado a junio –para determinar si la medida se amplía a todos los centros o se continua con el modelo vigente–, y de la implantación de la asignatura Educación para la Igualdad, la Tolerancia y la Diversidad en algunos centros de la Comunidad, a la que algunas asociaciones acusan de “adoctrinamiento en ideología de género”.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría