Universidad precaria y con menor calidad democrática

DESDE EL INICIO DE LA CRISIS, SE HA PRODUCIDO UNA DISMINUCIÓN del 11,01% del Personal Docente e Investigador (PDI) en las universidades públicas, correspondiendo el 15,86% al PDI Funcionario (PDI-F) y el 7,06% al PDI Laboral (PDI-L). Así, el número de profesores ha descendido globalmente de 110.287 en el curso académico 2009-2010 a 98.088 en el 2017-2018 (Gráfico 1).

Gráfico 1. Total de PDI, PDI-F, PDI-L y profesores eméritos en la universidad pública desde 2009-2010. Gráfico de elaboración propia. Fuente: Estadísticas Universitarias del Ministerio de Educación.

Al analizar el tipo de contrato, comprobamos que la aplicación del RD 14/2012  y la reducción de la financiación de las comunidades autónomas a sus universidades desde los peores años de la crisis han tenido una consecuencia directa en las políticas de profesorado, con una disminución de empleo que solo inicia una tímida senda de recuperación a partir del curso académico 2015-2016, aunque el incremento se produce en figuras de profesorado precarias, con contratos laborales de duración determinada (Gráfico 2), y no en las categorías que conllevan contratación indefinida.

Gráfico 2. Evolución del PDI en la universidad pública desde el curso 2009-2010. Indefinidos: PDI-F y PDI-L con contratos indefinidos. Cuerpos Docentes: PDI-F. Laborales indefinidos: PDI-L con contratación indefinida.  Laborales con duración determinada: PDI-L con contratos de duración determinada. Gráfico de elaboración propia. Fuente: Estadísticas Universitarias del Ministerio de Educación.

Gráfico 3. Evolución del PDI en la universidad privada desde el curso 2009-2010 en cuanto a tipo de contratos (indefinido o duración determinada) y dedicación (TC y TP). Gráfico de elaboración propia. Fuente: Estadísticas Universitarias del Ministerio de Educación.

El sector privado

En la universidad privada se observa un aumento global importante del profesorado (83,90%) desde el curso académico 2009-2010 hasta el 2017-2018, pasando de 9.687 a 17.814.

De forma complementaria, en la universidad privada se aprecian dos fenómenos vinculados al tipo de contrato y a la dedicación (Gráfico 3). El curso 2010-2011 se produjo una disminución drástica del profesorado con contrato indefinido (43,36%), que se está recuperando progresivamente; así, en el curso 2017-2018 es del 58,09%, pero aún no ha alcanzado los niveles del curso 2009-2010, cuando se situaban en el 65,22%.  En cuanto al tipo, la dedicación a TP crece cada curso académico, pasando del 51,11% en el curso académico 2009-2010 al 61,50% en el 2017-2018.

Las políticas de recortes han arrasado con los procesos de negociación colectiva en la universidad pública

Como consecuencia de la crisis y las políticas de recortes se ha producido una destrucción del empleo estable de calidad en la universidad pública, con una disminución del número de profesores contratados indefinidos.

Las políticas de recortes han arrasado con los procesos de negociación colectiva en la universidad pública, influyendo además de modo negativo en la democracia interna.

En la universidad privada se está creando empleo de profesorado, pero este es de mínima calidad, con dedicación mayoritaria a TP y, aunque se favorezca la contratación indefinida, la posibilidad de despido es más barata y necesita menos requisitos tras la reforma laboral de 2012.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

Imagen del autor

Encina González

Secretaría de Universidad e Investigación FECCOO