Del vivir mejor al vivir bien

LA PREOCUPACIÓN FUNDAMENTAL DEL AUTOR es hacernos conscientes de la manipulación y de la posibilidad de llegar a una corrupción mental debido al modelo político, económico, social y cultural construido por el archicapitalismo basado en el libre mercado y en la privatización.

Este monstruo amable –como lo define Simone, 2011– se presenta como un paradigma atractivo y afable, envolvente y pegajoso, a veces difuso, que vacía de contenido o desnaturaliza conceptos como libertad, democracia, cooperación, transformación, etc., y genera en la mente de la ciudadanía algunos artificios engañosos (posverdades). Entre ellos, por un lado, hacernos creer que cuanto mayor sea la oferta educativa en el mercado, mayor libertad tendrán las familias para elegir centro para sus hijas e hijos, introduciendo la educación privada como una necesidad frente a la escuela pública.

Por otro lado, afirmar que hay niñas y niños que aprenden, y niñas y niños que no aprenden y, por tanto, justifica la educación especial y la integración, frente a una escuela pública donde caben todas y todos, independientemente de sus peculiaridades cognitivas, étnicas, culturas, de religión, procedencia o género.

El problema es que la nueva derecha campa por sus fueros y, como no ha habido una reacción desde los valores democráticos de la izquierda, ha convertido en normal lo inaceptable. Esta ausencia de pensamiento crítico ha producido una gran pobreza de pensamiento y un vacío intelectual, y la nueva derecha se ha aprovechado de ello atiborrando las mentes de la gente con informaciones falsas y dislocando las mentes, con el peligro de haber perdido hasta el sentido común.

Ante tanta injusticia, barbarie y desigualdades en el mundo es necesario un cambio cultural. Necesitamos una educación crítica que devuelva a la humanidad lo que de humano ha perdido. Este es el grito que hace Enrique Díez Gutiérrez en sus tres libros y su lectura nos zarandea y nos conmueve. Más aún, el profesor nos invita a que reflexionemos en qué consiste la vida humana.

La vida es algo tan importante que hemos de educar para vivir bien y no para vivir mejor. La Revuelta Educativa Neocon aporta reflexiones e ideas para la construcción de un nuevo modelo educativo que rompa con el principio neoliberal por excelencia del homo sapiens y homo oeconomicus, y nos traslade al homo amans, como verdadero objetivo de una escuela democrática que se compromete a defender los Derechos Humanos (1948) y los Derechos de la Infancia (1989), legitimando a cada uno en su diferencia. Y, por tanto, lo mismo que la sociedad capitalista dispone de un modelo de educación neoliberal centrado en el individuo (individual e individualista) y, concretamente, en relación con el discurso de la diversidad hablan de integración, desde la izquierda debemos construir otro modelo educativo basado en el respeto a las diferencias como valor y en la construcción de un Nos-Otros común. Hay que romper con ese vivir mejor que propugna la sociedad neoliberal, que está devorando a la naturaleza y a los propios seres humanos, y pasar al vivir bien de la sociedad democrática como una forma de vida armoniosa entre los seres humanos y la propia naturaleza.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

imagen del autor

Miguel López Melero

Universidad de Málaga