La FP Dual en Aragón: un modelo de futuro y con derechos

CCOO DEFENDERÁ LA EXISTENCIA DE UNA FP DUAL en la red pública que garantice el derecho a la formación de jóvenes y adultos en igualdad, mostrando su oposición a los intentos por precarizar el sector y la situación de las personas en periodos de prácticas.

En respuesta a la información transmitida por CEOE Aragón, en la que critican el modelo de FP DUAL en la Comunidad Autónoma exigiendo un modelo «más flexible», desde la Federación de Enseñanza de CCOO queremos destacar cuáles son las ventajas y fortalezas del modelo actual de FP Dual en nuestra región, entre las cuales destaca la obligatoriedad de realizar un contrato de formación-aprendizaje a sus participantes.

Respecto a la implantación del modelo en Aragón hay que destacar que en el curso actual se han autorizado 80 proyectos, con la colaboración de 270 empresas y una oferta de más de 400 plazas. Estos datos han aumentado desde que se implanta la FP Dual, que nació en el curso 2013-2014 con 2 proyectos, 13 alumnos y 13 empresas. Actualmente hay más de 23.000 estudiantes de Formación Profesional en nuestra comunidad. Es un modelo que está saliendo adelante con el esfuerzo y la dedicación del profesorado implicado, con la correspondiente carga de responsabilidades y trabajo extra que supone.

La FP es una etapa educativa fuertemente vinculada al mundo laboral, ya que uno de sus principales objetivos es que su alumnado esté cualificado para el ejercicio profesional. Esto no significa que la formación deba limitarse en su planificación y control únicamente a lo que se proponga por parte del sector empresarial. Esta visión, que se encuentra frecuentemente en el discurso que rodea la FP Dual, supone una visión cortoplacista, ya que impide diseñar una oferta formativa de FP que tenga como prioridades garantizar el bienestar, el desarrollo de nuevos sectores productivos con capacidad de creación de empleo y centrarse en las necesidades individuales del alumnado.

Es conveniente añadir que lo que se vende como una flexibilización del sistema de la FP Dual en Aragón, puede traducirse en una precarización. Actualmente, el modelo exige la formalización de un contrato de formación-aprendizaje. Dicho contrato no solo ofrece una remuneración económica al alumnado participante, sino que también le otorga derechos que con un sistema de becas desaparecerían completamente.

Hay que destacar que el salario del contrato de formación-aprendizaje viene establecido en referencia con el SMI, mientras que el modelo de becas que se aplica en otras comunidades autónomas supondría un paso atrás y una precarización de la FP, ya que la remuneración del alumnado participante se hace en base al IPREM (537,84 euros/mes) o no viene acompañado de ninguna retribución salarial.

El contrato de formación-aprendizaje permite además que después tengan derecho a desempleo y cubiertas todas las prestaciones de la Seguridad Social. Si además dicho contrato se ha incluido en el convenio colectivo del sector, sus derechos pueden verse mejorados. De ahí la importancia hacerlo.

Creemos que aplicar en Aragón el modelo de FP Dual desregulado basado en un sistema de becas de otros territorios sería un paso atrás. Se calcula que en España trabajan más de 400.000 becarios. Además, el 58% del alumnado en prácticas no recibe ningún tipo de remuneración, según el informe La Experiencia de los becarios en la Unión Europea, publicado por la Comisión Europea. Informes recientes también indican que 7 de cada 10 becarios no se insertan en el mercado laboral tras finalizar su periodo de prácticas.

El sistema de FP Dual no debe tomar como referente un sistema de becas como el que se ha extendido entre los/as universitarios/as en el Estado. ¿Es hacia ese modelo donde CEOE Aragón quiere llevar la FP Dual? ¿A un acceso al trabajo como el de gran parte de los/as graduados/as universitarios que está viciado, centrado en un sistema abusivo de la figura del becario mediante prácticas extracurriculares? ¿Es ese el modelo a seguir?

La FP Dual no puede ser una fábrica de becarios/as y trabajo precario, sino que debe ser un programa de calidad cuyos participantes tengan sus derechos laborales asegurados mediante un contrato.

Desde CCOO Enseñanza Aragón creemos que el modelo de FP Dual en Aragón debe seguir apostando por:

  • Participación sindical, en el diseño y control del programa y en el control del desarrollo en la empresa. Desde CCOO creemos que la participación de las organizaciones sindicales es una gran oportunidad en el desarrollo de la FP Dual. La negociación colectiva y el diálogo social deben convertirse en el marco de discusión y toma de decisiones en este respecto.
  • Tutorización pública de la calidad y cantidad de la formación impartida en las empresas.
  • Garantía de los derechos laborales de los participantes en programas de FP Dual.
  • Compromisos de contratación para los participantes del programa.

Sin un cambio de modelo productivo y con la reforma laboral aún vigente, el desarrollo de la Formación Profesional será muy limitado. Exigimos seguir manteniendo la necesidad de la realización de un contrato de formación-aprendizaje en Aragón y que dicha medida se traslade a nivel estatal en los programas de FP Dual para asegurar los derechos y la protección de los y las participantes.

Defenderemos la FP Dual en una red pública que garantice el derecho a la formación de jóvenes y adultos en condiciones de igualdad. Con estas reivindicaciones seguiremos luchando para combatir el modelo de desregulación, privatización y la pérdida de derechos laborales.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

imagen del autor

Andrés Mingueza

Secretaría de Organización de FECCOO Aragón