Esclavas de la Junta de Andalucía

HEMOS ESTADO MUCHOS AÑOS EN SITUACIONES LABORALES ILEGALES: contratos con categorías inferiores a la realizada, bajas y altas irregulares, impagos de sueldos, sin vacaciones retribuidas, sin bajas por riesgos en el embarazo, despidos en el periodo de maternidad, cambios de antigüedad para no pagar trienios y/o seguir en contratos de obra y servicios…

Soy Personal técnico de Integración social de centros educativos públicos de la Junta de Andalucía. Desde 2004 hemos cubierto bajas de laborales y vacantes en los centros públicos. Mismas funciones que el personal laboral de la Administración pública, pero con condiciones laborales inferiores e irregulares. Pero el servicio se privatizó, sin oportunidad de oferta pública en estos 15 años, afectando al colectivo de Profesionales Técnicas en Integración Social (PTIS) externalizadas, en su mayoría mujeres, que prestamos servicio de apoyo y asistencia escolar para el alumnado con necesidades educativas especiales en los centros docentes públicos de Andalucía.

Para que os hagáis una idea, y para detallar mejor esta situación de injusticia social e inestabilidad profesional que nos da la Agencia Pública de Andalucía de Educación dependiente de la Consejería de Educación y Deportes, solo en este curso 2019-2020 podemos hablar de:

  • Varios contratos “supersimplificados” de 55 días con diferentes empresas, 4 o 5 en lo que llevamos de curso, causando cambios de antigüedad, impagos, sin cubrir puestos…
  • Revierten nuestros puestos antes de 2022 para ocuparlo por personal laboral, pero sin contar con los profesionales que tienen más experiencia en el sector, por lo que nosotras nos quedamos sin trabajo: 1.270 PTIS.
  • Abren una Bolsa Única para contar con un listado de personal laboral, en nuestra categoría, sin posibilidad de demostrar nuestros años de experiencia en centros públicos para que esta puntúe.
  • Publicación de 70 nuevas plazas de creación para personal laboral de PTIS, de una bolsa de 2008, pero les ofrecen plazas nuevas y externalizadas a elegir. Destrozan el trabajo realizado por PTIS externalizados durante muchos años, reubicándolas en nuestras plazas, en esas que no cogía el nuevo personal laboral, cuando la Administración prometió que no nos moverían de nuestro centro.
  • Si no es suficiente ya, la situación de alerta sanitaria nos tiene en la incertidumbre de saber si mantendremos nuestros puestos tras la suspensión de clases, si nos harán un ERTE o no, si cobraremos ese mes o no. Un día sale una resolución que dice que se suspenden los contratos; otro, un Decreto que garantiza la continuación del servicio, otra resolución que anula la anterior, un Real Decreto que vuelve a suspender los servicios…, publicaciones de la Junta afirmando que continúan los servicios externalizados… Las empresas, por otro lado, que si ERTE, que si continua el servicio… ¡Un sin vivir!

Llevamos muchos años prestando el servicio de PTIS, esclavizadas y vendidas a la suerte del mejor postor, pero nadie se hace responsable de las irregularidades laborales que nos causan estas empresas, creándonos gastos innecesarios de tiempo y dinero en solucionar estas injusticias laborales.

¡Gracias CCOO por luchar con nosotras! El único sindicato que ha dado la cara por todas y todos.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría