Compartir las ideas de Freire en el centenario de su nacimiento

PAULO FREIRE NACIÓ EL 19 DE SEPTIEMBRE DE 1921 EN LA CIUDAD DE RECIFE, BRASIL, capital del estado de Pernambuco, en el empobrecido nordeste brasileño. Este fue el escenario en el que el pedagogo latinoamericano forjó sus ideas y llevó a cabo sus primeras experiencias de alfabetización, con el objetivo claro de derrumbar las estructuras de opresión que sostenían la pobreza y desigualdad repetidas en América Latina y el resto del mundo.

En el centenario del nacimiento de Freire, las organizaciones sindicales de la educación, movimientos sociales y sectores políticos y académicos se unen para promover su pensamiento y legado, en defensa del derecho a una educación pública transformadora.

Educación liberadora

Pedagogía del oprimido, su obra más célebre, fue escrita en Chile tras el exilio al que fue sometido por parte de la dictadura brasileña. En este texto, Freire parte de sus experiencias con la alfabetización de adultos y hace una crítica a lo que llama “educación bancaria”, en la cual las y los educadores simplemente depositan o transfieren conocimientos a las y los estudiantes, reducidos a un papel de “recipientes que deben ser llenados por el educador”, sin ningún cuestionamiento o reflexión sobre las relaciones de opresión y desigualdad en el contexto social. Ante esto Freire propone una educación liberadora,  caracterizada por el diálogo entre educandos y educadores, que les permita problematizar, comprender y transformar el mundo en el que viven.

La educación liberadora que planteó Freire nos permite ensanchar el horizonte del mundo, recuperar la dignidad y construir la esperanza. En sus escritos y publicaciones defendió a las personas menos favorecidas y planteó la necesidad de luchar por la educación como un derecho social para todos los seres humanos. “La educación no cambia el mundo: cambia a las personas que van a cambiar el mundo”, expresó.

En el contexto de avance de la privatización y el comercio educativo en América Latina y el mundo, la defensa del derecho social a la educación es fundamental. “Saber que enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción”, nos dice Freire en Pedagogía de la autonomía. Para que nuestras sociedades sean capaces de proporcionar posibilidades de producción y construcción de conocimientos, es necesario que los Estados garanticen acceso universal a educación pública gratuita y de calidad, bandera de lucha del Movimiento Pedagógico Latinoamericano (MPL) y las organizaciones sindicales afiliadas a la Internacional de la Educación que forman parte de este.

Esto incluye la defensa de las condiciones laborales de las y los educadores. En Pedagogía de la autonomía, publicado en 1996, Freire abogaba por el trabajo docente digno: «La lucha de los profesores en defensa de sus derechos y de su dignidad debe ser entendida como un momento importante de su práctica docente, en cuanto práctica ética. No es algo externo a la actividad docente, sino algo intrínseco a ella. El combate en favor de la dignidad de la práctica docente es tan parte de ella misma como el respeto que el profesor debe tener a la identidad del educando, a su persona, a su derecho de ser».

Educación como proceso

“Lucho por una educación que nos enseñe a pensar y no por una educación que nos enseñe a obedecer”, fueron las palabras de Freire seleccionadas como lema del V Encuentro del Movimiento Pedagógico Latinoamericano, realizado en diciembre de 2019 en Curitiba, Brasil, donde sindicalistas de toda América Latina reflexionaron sobre las ideas de Freire y el contexto regional.

José Batista, doctor en Ciencias de la Educación, docente de Historia e integrante del Centro de Estudios e Investigaciones Paulo Freire de la Universidad Federal de Pernambuco, brindó la conferencia inaugural de ese V Encuentro, haciendo un repaso por los principales elementos de la obra del pedagogo, destacando la educación como un proceso colectivo que ocurre desde el nacimiento y continúa a lo largo de la vida. «Nos educamos en el propio acto de educar», afirmó.

“En cuanto necesidad ontológica, la esperanza necesita de la práctica para volverse historia concreta”, compartió Batista citando Pedagogía de la esperanza, del maestro latinoamericano. “Esperanza es levantarse, esperanza es seguir, esperanza es construir, esperanza es no desistir, esperanza es salir adelante, esperanza es unirse a los otros para hacerlo distinto, esperanza es no rendirse, no rendirse al fatalismo, es moverse, es unirse a otros, es ser capaz de rechazar lo que debilita la integridad, la capacidad de mirar, de reaccionar ante lo que parece no tener salida”, expresó en referencia al contexto latinoamericano y la labor de las organizaciones sindicales.

La coincidencia de las ideas de Freire con los principios de lucha del Movimiento Pedagógico Latinoamericano ha motivado a las organizaciones sindicales a celebrar su legado y conmemorar el centenario de su nacimiento. Para ello la IEAL invita a todas las organizaciones afiliadas a la Internacional de la Educación en todo el mundo a estudiar y compartir la obra de Freire, y participar en las actividades del centenario del natalicio del pedagogo brasileño.

El 19 de septiembre nos encontraremos virtualmente, ante las limitaciones impuestas por la emergencia sanitaria de la pandemia, en celebración del centenario del nacimiento de Paulo Freire. Junto a la Confederación Nacional de Trabajadores de la Educación de Brasil (CNTE), movimientos sociales y autoridades políticas y académicas de Brasil y América Latina recordaremos sus ideas y daremos apertura al año del Centenario de Paulo Freire, con la esperanza de poder reunirnos presencialmente en Recife en 2022 y continuar las luchas en defensa del derecho a la educación y los derechos laborales de docentes y del personal de apoyo educativo.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

Imagen del autor

Combertty Rodríguez

Coordinador Regional Principal en Internacional de la Educación América Latina (IEAL)