Perenne actualidad de Freire

PENSAR Y ESCRIBIR SOBRE PAULO FREIRE ES UNA TAREA COMPLEJA. En la actualidad, es una necesidad y un deseo que nada tienen que ver ni con un impacto socioeducativo ni con una ocurrencia científica.

Nos encontramos ante un momento histórico donde la educación y la formación están en crisis, con altos niveles de fracaso escolar y social, profesorado desconcertado y un alumnado que acata órdenes para obtener éxito en un sistema educativo absolutamente bancario, a pesar de algunas iniciativas falazmente innovadoras.

Unos sistemas educativos donde la sumisión, el silencio, el no-diálogo…, nos encaminan a una uniformidad-colonización autoritarias, y esta tendencia nos exige crear otra educación, entretejida con otra ética, otra política…, reales y posibles; es decir, obrar para traer a nuestras vidas la praxis freireana y retomar el sentido-significación de la educación-formación como “un acto político de toma de conciencia personal y colectiva que nos posibilite la transformación de un mundo desigual e injusto en uno ético y profundamente solidario”. Por supuesto que con las prácticas educativas emancipadoras no conseguiremos todo, pero sí cultivar la esperanza de que las transformaciones son complejas y posibles. “Al hablar con tal esperanza de la posibilidad de cambiar el mundo, no quiero dar la impresión de ser un pedagogo lírico o ingenuo. Al hablar de esta forma, no desconozco lo difícil que se hace, cada vez más, implicarse a favor de los oprimidos, de aquellos a quienes se les impide ser”.

Recordar estas palabras suyas cuando a nuestro alrededor solo observamos situaciones plenas de inhumanidad, de injusticias, nos lleva a recomponer nuestra capacidad humana de ser y existir auténticamente, a recuperar la integridad de las voces bajas, el amor al mundo y a reafirmarnos como plenos sujetos políticos con capacidad de resistencia y creación frente a las fuerzas de colonización-dominación-opresión.

Hoy, la praxis de Freire está más presente y actual que nunca, y nosotras, como maestras, mujeres, ciudadanas, etc., estamos juntas en la reconstrucción-recreación de unos espacios liberados y una praxis política, ética y educativa, antagonista y emancipadora, y sabemos, como afirma Rosi Braidotti, que “esta praxis requiere abrirse a los otros y co-construir estructuras sociales alternativas y deseos alternativos que sostengan la labor de transformar lo negativo. Retornar el deseo a su estructura afirmativa es una manera de aprender a vivir la vida no-fascista, es decir, una vida guiada por la ética de la afirmación relacional”. Primordialmente, es co-implicación recíproca y una acción de realizar-compartir experiencias y luchas; en definitiva, una vida cotidiana y política en proceso, pues la praxis freireana vive en nuestras resistencias y creaciones.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

Imagen del autor

Paqui Borox López

Maestra de Formación de Personas Adultas y miembro del Instituto Paulo Freire del Estado español