Docentes y personal educativo de todo el mundo se movilizan para transformar la educación

JEFES Y JEFAS DE ESTADO DE TODO EL MUNDO se van a reunir en septiembre para abordar la educación como tema prioritario en la agenda internacional, una cita excepcional y una oportunidad única para recuperar el terreno perdido por la pandemia, mejorando las previsiones de cumplimiento del ODS 4 de la Agenda 2030.

Convocada por el secretario general de Naciones Unidas, esta Cumbre para la Transformación de la Educación (TES) se llevará a cabo el 19 de septiembre de 2022 en la Asamblea General de la ONU (Nueva York), tras haberse celebrado durante junio en París las reuniones previas, en las que se reunieron más de 140 ministros y ministras de Educación, líderes políticos y empresariales, sindicatos de la educación y activistas juveniles, que elaboraron conjuntamente una hoja de ruta para transformar la educación a nivel mundial.

Por parte de España asistieron Pilar Alegría junto a representantes del Ministerio de Educación y por la parte sindical asistió una delegación de la Internacional de la Educación encabezada por el secretario general y lideres sindicales de las diferentes regiones del mundo.

Uno de los objetivos de esta cumbre es cambiar radicalmente nuestro enfoque de los sistemas educativos después de la COVID-19, especialmente para el alumnado más marginado y para los colectivos más vulnerables enfrentados a graves pérdidas de aprendizaje. Es urgente lograr la transformación de los sistemas educativos para cumplir los objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

Entre las prioridades que se plantean están revertir la caída histórica de la inversión en educación resultante de las pandemias, el clima y los conflictos, y buscar cambios transformadores en torno a la escolarización, el aprendizaje, la enseñanza, la tecnología y la financiación de la educación. De hecho, mientras el mundo sale lenta y dolorosamente de la devastadora pandemia, el gasto gubernamental en educación en todas partes sigue bajando, sin estar a la altura de la creciente crisis de aprendizaje. Se estima que el 40% de los países de renta baja y media-baja redujeron su gasto en educación un 13,5% de media.

Menos inversión, menos escolarización

Tal como se recoge en el nuevo informe de la UNESCO Establecer compromisos: Puntos de referencia nacionales del ODS 4 para transformar la educación, publicado tras las reuniones de junio, solo uno de cada seis países logrará alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4, y lograr el acceso universal a una educación de calidad de aquí a 2030, si no se adoptan medidas adicionales por parte de los líderes políticos y de la sociedad civil.

Según dicho informe, aunque los países prevén que el porcentaje de estudiantes que alcancen las competencias básicas en lectura al final de la escuela primaria aumentará del 51% en 2015 al 67% en 2030, se estima que 300 millones de niños y jóvenes seguirán sin tener las competencias básicas en aritmética y alfabetización que necesitan para tener éxito en la vida. Por citar otro ejemplo, solo uno de cada seis países pretende cumplir este objetivo para 2030, y apenas cuatro de cada diez jóvenes del África subsahariana, por ejemplo, terminarán la escuela secundaria. Los datos de los gobiernos muestran que, incluso si se cumplen los objetivos nacionales, estos son insuficientes: se calcula que habrá 84 millones de niños y jóvenes que no irán a la escuela a finales de la década.

En las sesiones previas, la mayoría de los gobiernos establecieron puntos de referencia nacionales para avanzar hacia el objetivo crucial de la educación; sin lugar a dudas, puede ser una señal de compromiso serio, pero la comunidad educativa internacional tiene ahora la responsabilidad de potenciar y redoblar sus esfuerzos y exigir a la clase política compromisos concretos y evaluables de esta cumbre. Es por ello por lo que desde los sindicatos exigimos que se aporten soluciones concretas que den respuesta a la precaria situación educativa que existe en muchos países y lograr así un impacto verdaderamente transformador.

Sabemos que la COVID-19 agravó la crisis educativa existente, y que 1.600 millones de estudiantes en todo el mundo vieron cerrar sus escuelas y actualmente millones de ellos todavía luchan contra el trauma y la pérdida de aprendizaje. Lamentablemente de aquí a 2030, se prevé que demasiados niños y niñas se queden fuera de las aulas. Sin lugar a dudas, la cumbre es una oportunidad excepcional para garantizar una educación de calidad para todos y todas antes de 2030.

Serán cinco ámbitos los que se abordarán en la cumbre de Nueva York, los cuales exigen mayor atención y más medidas, las que pueden acelerar el progreso de la educación y la Agenda 2030, así como transformar la educación:

  • Escuelas inclusivas, igualitarias, seguras y saludables.
  • Aprendizaje y competencias para la vida, trabajo y desarrollo sostenible.
  • Profesorado (profesión docente) y personal educativo
  • Aprendizaje y transformación digital.
  • Financiación de la educación.

Desde CCOO somos conscientes que tanto el profesorado como el personal educativo de los centros han hecho lo imposible para apoyar a sus estudiantes y comunidades escolares en este momento de crisis. Pero las abrumadoras cargas de trabajo, las condiciones de trabajo en precario, la falta de dignificación y reconocimiento de la profesión docente, la escasez de recursos y personal en los centros, la inequidad y los recortes a la financiación de la educación pública, entre otros, ponen en riesgo la educación de calidad para todos y todas.

Nuestros estudiantes no pueden esperar. El momento de actuar es ahora. Y desde nuestro sindicato, como organización activa dentro de la Internacional de la Educación, lideraremos y participaremos en todas aquellas campañas y estrategias sindicales que sean necesarias.

Es urgente un compromiso serio y contundente para transformar la educación, y por ello la Internacional de la Educación está abogando activamente para que la cumbre tenga resultados concretos y tangibles que promuevan los derechos de los trabajadores y trabajadoras de la educación, el compromiso de invertir en la educación pública y el cumplimiento del derecho a la educación para todos y todas.

Únete a nuestro movimiento global para #TransformarlaEducación

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

Imagen del autor

Cuqui Vera

Secretaría de Política Internacional de FECCOO