Me llena de orgullo

COMO AFILIADA AL SINDICATO, Y EN LOS ÚLTIMOS AÑOS DEDICADA AL ÁMBITO INTERNACIONAL, he asistido a cientos de asambleas de mi sector: concursos de traslados, oposiciones, jubilaciones y también sobre sindicalismo internacional.

CCOO lleva muchos años participando en distintos foros a nivel europeo y de ámbito mundial de gran importancia, pero una de las cosas que me pregunto habitualmente es ¿qué tiene que ver esto con lo que hace el personal docente en el día a día del trabajo en el aula? ¿Cómo repercute en el personal de apoyo educativo? Poniéndolo en perspectiva profesional, como docente que soy, es fácil comprender el alcance de las acciones y del compromiso de Comisiones Obreras con causas y movimientos a nivel internacional.

CCOO ha denunciado la represión de sindicalistas saharauis que sufrían acoso y persecución en su propia tierra por parte de las autoridades marroquíes; y en cartas dirigidas a las autoridades iraníes, en coordinación con el movimiento obrero internacional, ha criticado la represión y detención de profesores y activistas sindicales como una flagrante violación de las normas internacionales del trabajo.

Saber que mi sindicato participa en grupos de trabajo de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) y en campañas europeas y mundiales en defensa de los derechos humanos y sindicales, de la igualdad, la paz, la justicia social, la libertad, la solidaridad internacional y lucha contra la discriminación, me llena de orgullo. Lo mismo que siento cuando compañeros y compañeras de mi sindicato participan en manifestaciones europeas, y en marchas y actos de solidaridad en defensa de la democracia y contra las políticas de ultraderecha que recorren Europa o América Latina (en solidaridad con Italia, Hungría, Polonia, Chile, Colombia, Argentina, Ecuador y Brasil).

La unión hace la fuerza

Siempre supe que la unión hace la fuerza a la hora de defender intereses y conquistar nuevos derechos para los trabajadores y las trabajadoras que no se podrían haber alcanzado en solitario; pero ahora, y cada vez más, sé la importancia de desarrollar y estrechar relaciones con sindicatos de otros países, fortaleciendo así el movimiento internacional. Por eso, cuando mi sindicato defiende que la cooperación internacional debe mantenerse como herramienta colectiva y sin fronteras para la denuncia, condena y presión contra vulneraciones de los derechos humanos, laborales, sindicales y de la democracia, en particular en aquellos países en los que las condiciones políticas, sociales y económicas u otras impiden el ejercicio de los derechos humanos y sindicales, me llena de orgullo.

Otro de los temas que nos mueven como sindicato es la realidad de las mujeres afganas. Denunciamos que el régimen talibán está vulnerando derechos humanos fundamentales, impidiendo a las niñas el acceso a la educación, y castiga al profesorado no pagando sus salarios. Pero, saber que CCOO está colaborando en campañas internacionales, haciendo donaciones económicas para pagar esos salarios y presionando a organismos internacionales para que las niñas afganas puedan volver a estudiar, me llena de orgullo.

Ante la nueva propuesta legislativa europea que pone en riesgo el derecho de huelga, reconocido en la mayoría de la UE, saber que mi sindicato junto a otros está exigiendo a la Comisión Europea que garantice la protección del derecho de huelga, también me llena de orgullo. Si CCOO organiza algún acto reivindicativo, sin lugar a dudas participaré. También te necesitamos a ti. ¡Ahora más que nunca!

En defensa de la educación

Saber que Comisiones Obreras, junto a otros sindicatos afiliados a la Internacional de la Educación, defienden y exigen con acciones concretas en la Unesco, en el marco de la Campaña Mundial de la Educación, en la OCDE o en la Organización de Estados Iberoamericanos que la educación de calidad es un derecho humano básico, el cumplimiento de las metas recogidas en el ODS 4, que los gobiernos deben invertir más en la enseñanza pública y que la educación –palanca prioritaria para el progreso económico y social de un país– debe ser una prioridad en la agenda de los gobiernos, me llena de orgullo.

Y cuando veo que mi sindicato participa activamente en grupos de trabajo sobre profesión docente, personal de apoyo educativo y de educación superior e investigación, para alzar la voz y reivindicar a escala mundial la mejora y dignificación de las condiciones de trabajo y de empleo de todos los colectivos de trabajadores y trabajadoras de la enseñanza, me llena de orgullo. Lo mismo que me provoca conocer que CCOO participa en seminarios específicos sobre planes de acción sobre la igualdad de género en la UE, políticas LGTBIQ+, personas refugiadas, etc., y contribuye así a reducir y luchar contra los estereotipos de género en la educación, o el racismo y la segregación de género en el mercado de trabajo.

La acción sindical internacional es muy necesaria para seguir avanzando. Espero que podáis comprender nuestra insistencia para participar en los actos del Día Mundial de la Educación o en el de las y los Docentes… O la grandísima importancia de la Cumbre Internacional de la Educación que se ha celebrado en septiembre en Naciones Unidas, donde, por primera en la historia, jefas y jefes de Estado de todos los países han hablado de educación y allí estaban los representantes de la Internacional de la Educación para ser la voz de todo el personal docente y no docente.

Espero que no queden dudas de la relevancia del sindicalismo internacional en tu día a día. ¡El futuro de todas y de todos depende de la acción conjunta! Estoy segura de que podrás transmitir a tu alumnado muchas cosas que no vienen en los libros, pero que son parte de la realidad en la que vivimos. El mundo que nos rodea no puede seguir siendo un gran desconocido. Nuestro trabajo y tu compromiso animará a tus estudiantes a comprometerse por su futuro y el de todas y todos.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

Imagen del autor

Cuqui Vera

Secretaría de Política Internacional de FECCOO