La mejor elección

EN LA SITUACIÓN ACTUAL, CUANDO ESTÁ EN CURSO UN PROCESO SOCIAL COMPLEJO Y UNA POSIBLE CRISIS ECONÓMICA DE REPERCUSIONES IMPREDECIBLES, las elecciones sindicales revisten de una importancia excepcional, ya que de su resultado van a depender las condiciones laborales y retributivas de los trabajadores y de las trabajadoras de los sectores socioeducativos y de la enseñanza privada.

Esas elecciones constituyen el elemento fundamental para reforzar y hacer avanzar el proceso de democratización en las empresas. Se trata de poner las bases para la mejora de las condiciones laborales de la clase trabajadora, ejerciendo de contrapoder a los intereses patronales; de cerrar el paso a la proliferación y expansión de sindicatos amarillos, al servicio de la patronal; de expandir los órganos representativos de las personas trabajadoras en las empresas que carecen de ellos; de mejorar los resultados electorales de CCOO, de tal manera que nos permita tener más fuerza en las mesas sectoriales de negociación. En definitiva, de velar por la defensa de los intereses económicos y sociales de quienes, una vez más, están asumiendo los efectos de una crisis que no han generado.

Cláusulas de revisión salarial

El principal problema al que se enfrenta en estos momentos la clase trabajadora es cómo superar la situación económica actual, con una inflación desbocada que está teniendo consecuencias nefastas sobre el poder adquisitivo sin que las organizaciones empresariales estén dispuestas a asumir parte del coste generado por el incremento de precios y sin querer acordar medidas que permitan garantizar el poder de compra de trabajadores y trabajadoras.

Esta cuestión estará en el centro de la batalla electoral. En este sentido, desde la FECCOO nos sentimos plenamente identificados con la estrategia confederal de no firmar convenios colectivos que no incluyan cláusulas de revisión salarial y esa será la línea que marque nuestras futuras actuaciones en los sectores socioeducativos y de la enseñanza privada.

Es en ese contexto que miles de trabajadores y de trabajadoras van a tener la oportunidad de elegir a sus representantes, y es ahora cuando hay que recordar el papel jugado por CCOO en los últimos años y poner en valor el trabajo realizado: avalando los sucesivos incrementos del SMI; negociando la nueva Reforma Laboral que ha permitido modificar la contratación en el conjunto del Estado, con cientos de miles de nuevos contratos indefinidos en detrimento de la contratación temporal; trabajando sin cuartel en la negociación de ERTE que evitaron la pérdida definitiva de miles de puestos de trabajo en plena pandemia; o suscribiendo en la mesa de diálogo social el acuerdo que corrige la reforma de las pensiones de 2013, garantizando su poder adquisitivo conforme al IPC.

El carácter sociopolítico del sindicato nos lleva más allá de la simple defensa de las condiciones laborales en el centro de trabajo, proponiendo medidas que abordan las problemáticas del día a día de la clase trabajadora. La mejor elección, sin duda, CCOO.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

Imagen del autor

Pedro Ocaña

Secretario de Privada y Servicios Socioeducativos