¿Qué habría pasado si…?

COMO PARTE DE LA PRIMERA GENERACIÓN DE MI FAMILIA que ha podido asistir a la Universidad, me encuentro bastante orgullosa de que cada vez está más universalizado y se vaya materializando el cántico histórico del “hijo del obrero a la universidad”.