¿Hay lugar para la esperanza?

EN UN ENCUENTRO CONVOCADO RECIENTEMENTE POR SAVE THE CHILDREN CON EXPERTOS Y EXPERTAS DE LA EDUCACIÓN, junto a representantes políticos de los gobiernos de España y de Andalucía, se pasó a los y las asistentes una encuesta con tres preguntas que hacían referencia a otros tantos escenarios posibles: que el sistema educativo seguiría como está; que cambiaría para mejor; o que aumentaría la desigualdad y empeoraría sus indicadores. La respuesta fue clara y rotunda: el sistema educativo se verá afectado negativamente por la pandemia, aumentando la desigualdad y la segregación.

La equidad y la igualdad como prioridades

LA POBREZA, EL RIESGO DE POBREZA Y EXCLUSIÓN SOCIAL siguen afectando a un importante porcentaje de los y las menores en edad escolar, más de dos millones. Niñas, niños y adolescentes que empiezan el curso ya en clara desventaja. Y no solo se trata del material escolar, sino de los gastos relacionados con la alimentación, el vestido, la conciliación y las actividades extraescolares que van a suponer un desembolso inalcanzable para muchas familias.

¿Qué puede salir mal?

A POCOS DÍAS DEL INICIO DE CURSO, no dejan de sorprender las declaraciones de los presidentes de algunas comunidades autónomas como las de Galicia, Aragón y Castilla-La Mancha, y las del consejero de Educación del Gobierno Regional del Madrid, al cual ya le han convocado una huelga general en su comunidad por su pésima gestión, pidiendo responsabilidades al Gobierno central.

Reflexión sobre el futuro de la profesión docente

EN EL MARCO DE LA POLÍTICA EDUCATIVA COMO UNA TAREA SOCIAL COLECTIVA, el presente dosier ha abordado algunos de los temas trascendentales para el futuro de la profesión docente. El papel del profesorado como un agente clave en los procesos de construcción de una sociedad más justa, libre, y democrática. El impacto de las tecnologías en la formación y el trabajo diario del colectivo, sobre el que se aporta una interesante reflexión.

La conciliación es familiar y laboral, no escolar y laboral

DESDE CCOO VEMOS CON GRAN PREOCUPACIÓN LAS MEDIDAS PROPUESTAS POR EL GOBIERNO DE ESPAÑA para la apertura de las escuelas y centros que acogen la etapa de Infantil. El motivo más importante que se esgrime por parte de la Administración es el de la conciliación, es decir, facilitar la salida a aquellas familias que tengan que trabajar de manera presencial, una medida que atiende más a razones de productividad que al derecho a la educación y a la salud que están por encima de las razones del mercado.

La crisis como oportunidad de cambio

ESTA CRISIS ES UNA OPORTUNIDAD PARA REFLEXIONAR SOBRE QUÉ EDUCACIÓN TENEMOS Y QUEREMOS. Emilio Lledó sintetiza la esperanza de cambio: “Ojalá el virus nos haga salir de la caverna, la oscuridad y las sombras” (El País, 29 de marzo de 2020).

Una nueva ley educativa. Una nueva oportunidad para el cambio

LA POLÍTICA EDUCATIVA DEBE ENTENDERSE COMO UN PROCESO DE MEJORA CONTINUADA. Hemos tenido desde los años de la Transición un planteamiento frentista, donde la educación no ha formado parte de los consensos básicos que permiten estabilidad y las leyes se han impuesto al margen del consenso político, lo que ha predicho de antemano su carácter efímero y provisional.

Una oportunidad más para prender la chispa

LA CRISIS SANITARIA, SOCIAL Y CULTURAL DEL CORONAVIRUS ES UNA OPORTUNIDAD PARA LA REFLEXIÓN. Si no extraemos conclusiones de esta situación de alarma, es que no somos merecedores del término humanos.

El coronavirus no afecta a todas las personas de la misma manera

LA DESIGUALDAD EN SU MANIFESTACIÓN MÁS VIOLENTA QUE ES LA POBREZA ha matado ya, a lo largo de lo que llevamos de siglo, a más personas que cualquier virus mortal. La emergencia de salud pública provocada por el Coronavirus va a tener un gran impacto sobre la vida de los menores y las menores en situación de pobreza, y sus entornos familiares.

La modernidad neoconservadora ha hecho “portamonedas con piel humana”

LAS POLÍTICAS SOCIALES Y EDUCATIVAS DEBEN CREAR CONCIENCIA MORAL. Para que se produzca esta circunstancia la acción política debe tener la ética como elemento vertebrador de cualquier medida y norma. Pero la realidad es otra. La modernidad neoconservadora ha hecho “portamonedas con piel humana”1. Es la consecuencia del “beso de la muerte” de la austeridad para millones de personas en España. Los flecos de una política económica que, forzosamente, tenía que crear la bolsa de desheredados y desheredadas necesarios para enriquecer a una minoría ya rica antes de la llamada crisis: el nuevo modelo económico pensado para unos pocos.