Compartir las ideas de Freire en el centenario de su nacimiento

PAULO FREIRE NACIÓ EL 19 DE SEPTIEMBRE DE 1921 EN LA CIUDAD DE RECIFE, BRASIL, capital del estado de Pernambuco, en el empobrecido nordeste brasileño. Este fue el escenario en el que el pedagogo latinoamericano forjó sus ideas y llevó a cabo sus primeras experiencias de alfabetización, con el objetivo claro de derrumbar las estructuras de opresión que sostenían la pobreza y desigualdad repetidas en América Latina y el resto del mundo.

La educación es un derecho humano fundamental

TAL COMO MARCABA NACIONES UNIDAS el año pasado, la educación ofrece a los niños y las niñas una oportunidad de salir de la pobreza y un camino para alcanzar un futuro prometedor. La pobreza, la discriminación, los conflictos armados, las emergencias y los efectos del cambio climático son factores que amenazan su acceso a la educación. La migración y los desplazamientos forzosos afectan negativamente también al acceso a la educación, que es un derecho humano, una responsabilidad colectiva.

América Latina: “La escuela inclusiva como un espacio político y de derecho social”1

LA ESCUELA, PÚBLICA E INCLUSIVA, DEBE SER UN ESPACIO DONDE TODAS LAS PERSONAS TENGAN UN LUGAR. Es un derecho por medio del cual se deben potenciar todas las habilidades y abarcar todas las diversidades que tenemos en nuestra sociedad. También debe ser un lugar de oportunidad, reflexión, debate, acción participativa, invención, preguntas, investigación; y con una educación laica, colectiva, subversiva, emancipadora, liberadora, desafiante, cambiante y política.

Educación para cambiar el mundo

LA INTERNACIONAL DE LA EDUCACIÓN (IE) CELEBRÓ EL PASADO JULIO EL 8º CONGRESO MUNDIAL, convocando más de 1.400 participantes de más de 151 países, quienes analizaron los últimos posicionamientos y líneas de trabajo de la IE sobre cambio climático, sobre los fundamentos de la democracia y los principales desafíos que la acechan, entre otros asuntos.

El camino hacia un futuro mejor

SER ELEGIDO SECRETARIO GENERAL DE LA INTERNACIONAL DE LA EDUCACIÓN (IE), la organización sindical educativa más grande del mundo, es un gran honor y un gran reto. Es también un gran desafío estar a la altura de la confianza que me han brindado grandes líderes sindicales, representantes de trabajadores y trabajadoras de la educación de todas las regiones del mundo.