Carencias del aprendizaje en tiempos de pandemia

LA EDUCACIÓN TAL Y COMO LA CONOCEMOS HA MUERTO y estamos asistiendo al duelo de un sistema que ha dejado de sernos útil de la manera en la que lo hemos concebido. ¿Es posible separar pensar de sentir? ¿Hay dos maneras de hacer? ¿Racional versus emocional?

¿Debe seguir siendo el feminismo una prioridad en contexto de crisis?

EN UN CONTEXTO COMO EL QUE NOS ENCONTRAMOS, las voces que tratan de excusarse en la crisis para callarnos se amplían: “Ahora no es el momento”, como si este espacio temporal ya no fuera nuestro y tuviéramos que conformarnos con lo que hemos conseguido; o “debemos priorizar salvar vidas”, como si esto no fuera de salvar nuestras vidas.

La LOMLOE y los centros educativos

DESDE DIVERSOS PAÍSES (VISIÓN INTERNACIONAL COMPARADA) COMO DESDE LOS ORGANISMOS INTERNACIONALES (VISIÓN SUPRANACIONAL) se emiten diversas propuestas y recomendaciones, de tenor y contenido educativo para ser tenidas en cuenta por las diversas autoridades pertinentes.

La educación es un pilar de la reconstrucción social

EN UNA ENCUESTA DE RECIENTE ELABORACIÓN PROMOVIDA POR la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), y coordinada por el profesor Fernando Trujillo de la Universidad de Granada, la gran mayoría del profesorado consultado entiende que el inicio de curso, y su posterior desarrollo, será un reto difícil de superar si no se realizan inversiones en infraestructura y en personal (63%); si no se hace una revisión profunda del currículo; y si no se fomenta la participación de las familias y del alumnado en el proyecto educativo, además de una cultura de colaboración entre docentes.

¿Hay lugar para la esperanza?

EN UN ENCUENTRO CONVOCADO RECIENTEMENTE POR SAVE THE CHILDREN CON EXPERTOS Y EXPERTAS DE LA EDUCACIÓN, junto a representantes políticos de los gobiernos de España y de Andalucía, se pasó a los y las asistentes una encuesta con tres preguntas que hacían referencia a otros tantos escenarios posibles: que el sistema educativo seguiría como está; que cambiaría para mejor; o que aumentaría la desigualdad y empeoraría sus indicadores. La respuesta fue clara y rotunda: el sistema educativo se verá afectado negativamente por la pandemia, aumentando la desigualdad y la segregación.

“La gestión política en educación pasa por una ordenada y justa redistribución demográfica de los recursos”

CONVENCIDA DE LA NECESIDAD DE QUE LA PRÁCTICA EDUCATIVA Y LA INVESTIGACIÓN DEBEN IR DE LA MANO, porque tanto los entornos donde se desarrolla el proceso de enseñanza aprendizaje como el ambiente familiar y los sesgos que pueda arrastrar el profesorado influyen en la práctica docente, Henar Rodríguez cree, ante el escenario actual de un nuevo confinamiento o de una situación de semipresencialidad, que las administraciones deberían priorizar las necesidades de los centros educativos, no solo en cuanto a la dotación tecnológica, sino que además deben proporcionar una buena formación, identificar su relación con la finalidad pedagógica y la etapa escolar en la que se utilizan.

Desdibujando las paredes del aula

TENEMOS LA SUERTE DE ASISTIR A UN MOMENTO HISTÓRICO. Ante la pandemia y la necesidad de pasar al mundo digital su actividad, la comunidad docente ha reaccionado y ha comenzado a pensar, reaprender y reinventar métodos y modelos pedagógicos que, con las ventajas del uso de las tecnologías y con aproximaciones más centradas en el individuo, están revolucionando el panorama educativo.

Transformación digital en la educación y formación

EL MUNDO EDUCATIVO, EL ACADÉMICO Y EL FORMATIVO EN GENERAL se ha visto zarandeado hasta sus cimientos y llevado a una espiral de cambio acelerado y forzado, que lo sitúa en escenarios nunca antes explorados.

El efecto “Batman” y su influencia en el profesorado: un enfoque sistémico e igualitario de las nuevas tecnologías

¿SABÉIS QUE TIENE QUE VER UN MURCIÉLAGO CON UN ORDENADOR? Nace un murciélago, sale de él un virus (sea creado tecnológicamente o no, ese tema ahora no nos ocupa), se lo transmite a un humano, lo esparce por todo el continente, se colapsa el sistema sanitario mundial, nos encerramos todos, mueren las personas más vulnerables, la economía se para, y las escuelas se cierran mientras se confinan los hogares (quien tenga).