Así vivimos la Covid-19 en Prodis

HABLAR DE LA COVID-19 ES HABLAR DE UNA SITUACIÓN DESCONOCIDA, alarmante, preocupante, casi comparada como una guerra que se inmiscuyó en nuestras vidas. A nivel laboral, nos tocó vivirla en primera línea y nos sentimos responsables de salvaguardar la salud y la vida de todas las personas que atendemos en nuestras residencias y servicios.

Mujer y ciencia: prejuicios en primera persona

CUANDO CONOZCO A UNA PERSONA NUEVA y le explico que estoy formándome para investigar en matemáticas puras, es bastante frecuente para mí percibir su asombro. Y es comprensible: esta profesión pasa desapercibida por abstracta e infrecuente, y además la imagen de una mujer joven no encaja dentro del imaginario asociado al colectivo científico.

Entender los cuidados como un derecho fundamental

SI ALGO HA PUESTO DE MANIFIESTO ESTE ENCIERRO PROVOCADO POR LA PANDEMIA ha sido la tremenda urgencia de situar en el centro del debate los trabajos, sobre todo aquellos relacionados con los cuidados, que deben fundamentarse en la revitalización de un derecho legítimo a disponer de un sistema que proteja una relación laboral con garantías.

Ellas toman la palabra

CON ESTE LEMA, LA FEDERACIÓN DE ENSEÑANZA DE CCOO PRESENTA UNA CAMPAÑA SOBRE CÓMO HA SIDO TRABAJAR, VIVIR, CONCILIAR Y LIDIAR con todos los obstáculos y desventajas durante el proceso de confinamiento de las mujeres.

Un paso adelante en el camino de la igualdad

ESTA CRISIS ES UNA OPORTUNIDAD PARA REFLEXIONAR SOBRE QUÉ EDUCACIÓN TENEMOS Y QUEREMOS. Emilio Lledó sintetiza la esperanza de cambio: “Ojalá el virus nos haga salir de la caverna, la oscuridad y las sombras” (El País, 29 de marzo de 2020).

Es el momento de proteger a las personas

EL CORONAVIRUS HA DEJADO EN EVIDENCIA TRES REALIDADES SOBRE LAS QUE CCOO LLEVA TIEMPO LLAMANDO LA ATENCIÓN: 1) no son tolerables los niveles de desigualdad con los que convivimos; 2) las políticas neoliberales han debilitado nuestro sistema de protección social y el propio Estado del bienestar; y 3) los servicios públicos, especialmente sus trabajadores y trabajadoras, son fundamentales.

Menos héroes y más medidas

HOY, TODO EL MUNDO SABE DE TODO, HASTA DE LO QUE NO SABE NADIE. Cada tarde a las ocho todo el vecindario sale a las ventanas a aplaudir enérgicamente y poner el altavoz a tope, junto a la Policía local con sus sirenas, para decirnos que es el momento de las heroicidades.