Luis García Domínguez. Director del IES Puerta Bonita de Madrid y presidente de FPEmpresa

“Es necesario un consenso de país que nos asegure que, si vienen mal dadas, no se nos tratará como el patito feo”

LA GRAN REVOLUCIÓN DE LA EDUCACIÓN ESPAÑOLA se llama Formación Profesional. Después de décadas relegada a una opción de segunda, la falta de personal cualificado que dé respuesta a las demandas de un mercado laboral ávido de técnicos la ha impulsado a los altares de la empleabilidad. Olvidada la mala fama, ahora los retos, que llegan de la mano de la nueva Ley de FP, son otros. Luis García Domínguez, director del IES Puerta Bonita de Madrid, los reduce a uno que engloba a todos: financiación suficiente.

La Universidad en la encrucijada

ESTAMOS ANTE UN VERDADERO CAMBIO DE PARADIGMA, al que nos están llevando en volandas los avances de la tecnología y de la ciencia, pero en España vamos muy rezagados. En concreto, la industria y la Universidad siguen sin saber que empieza una civilización telemática. Como Fabrizio del Dongo, el protagonista de ‘La cartuja de Parma’, que tampoco sabía que estaba en la batalla de Waterloo.

La Universidad pública que queremos

EN LOS ÚLTIMOS AÑOS, DIVERSAS VOCES LIDERADAS POR LOS PRESIDENTES Y SECRETARIOS de los consejos sociales en el entorno universitario han expuesto pública y reiteradamente la necesidad de impulsar importantes reformas sobre todo a nivel de gobierno de las universidades públicas, dando la falsa impresión de que su modernización y eficiencia descansa exclusivamente en el cambio de modelo de dirección para que se produzca la transformación del modelo académico actual en un modelo gerencial.

La Universidad española en el ámbito internacional

LA INTERNACIONALIZACIÓN DE NUESTRAS UNIVERSIDADES DEBE GIRAR EN TORNO a los ejes de movilidad de estudiantes, personal docente e investigador (PDI), personal de administración y servicios (PAS), y de cooperación e integración en redes europeas para la obtención de financiación de investigación (European Research Council) e innovación educativa (Programa Erasmus Plus).

Fortalecer los servicios públicos: clave para la reconstrucción

LA PANDEMIA Y EL RECIENTE TEMPORAL HAN PUESTO DE MANIFIESTO LA NECESIDAD DE CONTAR CON UNOS SERVICIOS PÚBLICOS BIEN DOTADOS como mejor medio para garantizar los derechos de la ciudadanía. Hemos podido constatar la importancia de tener un buen sistema sanitario, de la educación, de los servicios públicos de empleo, de los transportes públicos, del sistema de atención a las dependencias, etc.

Políticas de equidad y de inversión: invertir más y mejor

LA PANDEMIA HA ARROJADO LUZ DE FORMA CRUDA SOBRE UNAS DESIGUALDADES SOCIALES en la educación en España de la que muchas organizaciones veníamos alertando. Los primeros datos de otros países nos hablan de una brecha social en el aprendizaje que ha crecido de forma alarmante. Ante esta nueva crisis, la capacidad compensadora de desigualdades del sistema educativo se va a ver puesta a prueba.

Financiación y gasto público en educación: menos luces y más sombras

MÁS ALLÁ DEL RETRASO ENDÉMICO EN CUANTO A DATOS ESTADÍSTICOS, podemos señalar que el gasto total en educación en 2018 (50.807 millones de euros) aún no había recuperado el nivel de 2008 (51.716 millones de euros, un -1,75%). Si tomamos como referencia el valor más alto de la serie, el de 2009 (53.895 millones de euros), el gasto total en educación ha disminuido, en 2018, 3.088 millones de euros (-5,73%). Esta caída fue especialmente intensa entre 2009 y 2015, periodo en el que disminuyó en 9.106 millones de euros (-16,9%).

“El profesorado es una pieza central para la equidad educativa, pero no puede hacerlo por sí mismo”

HABLAR DE EQUIDAD EN EL ÁMBITO EDUCATIVO NO ES HACERLO SOLO DE OPORTUNIDADES DE ACCESO, sino también de desarrollo y de resultados, explica Aina Tarabini. Tampoco es útil encerrar sus causas dentro de los muros de la escuela, porque existe una injerencia de factores externos en todo el proceso. Y mucho menos es una cuestión únicamente de inversión. Hay que mirar lo que ocurre dentro y fuera de los centros para comprender y actuar frente a los problemas que profundizan la brecha entre nuestro alumnado y, por tanto, en la dificultad para ofrecer una trayectoria educativa en igualdad de oportunidades.

La inversión educativa es una garantía para el derecho a la educación

LOS RESULTADOS DE UNA BUENA POLÍTICA DE INVERSIÓN EDUCATIVA, a diferencia de otras políticas públicas, no suelen verse a corto plazo. Su rédito no es percibido con la inmediatez que requiere la política actual y, además, para resultar eficaz, necesita de un alto nivel de concertación. Si hay algo que no funciona en educación son las políticas impuestas al margen de la comunidad educativa.