¿Qué esperamos los y las jóvenes de la escuela en el futuro?

UNA PANDEMIA, EN EL SIGLO XXI… ¡QUIÉN NOS LO IBA A DECIR! Pensábamos que lo habíamos visto, prácticamente todo, educativamente hablando. Pero, debido a la rápida expansión del virus hubo que cerrar a cal y canto las aulas físicas durante el último trimestre del pasado curso, algo completamente impensable semanas o días antes de que pasase. Incluso el mismo día, horas antes del comunicado oficial, aún había gente que preguntaba si se cerrarían las aulas y algunas ilusas contestábamos que eso era imposible, que las aulas no iban a cerrar.

Políticas de equidad y de inversión: invertir más y mejor

LA PANDEMIA HA ARROJADO LUZ DE FORMA CRUDA SOBRE UNAS DESIGUALDADES SOCIALES en la educación en España de la que muchas organizaciones veníamos alertando. Los primeros datos de otros países nos hablan de una brecha social en el aprendizaje que ha crecido de forma alarmante. Ante esta nueva crisis, la capacidad compensadora de desigualdades del sistema educativo se va a ver puesta a prueba.

Una educación justa e igualitaria

LA ATENCIÓN DEL ALUMNADO CON SUS DIVERSAS CUALIDADES ha de ser abordada y garantizada institucionalmente. Las situaciones que plantean diferencias desde el punto de vista organizativo y curricular derivan, entre otras, de la diferencia, ya sea por alta capacidad o por algún tipo de diversidad funcional, que generan necesidades educativas especiales.