El informe PISA es inútil para la mejora de las escuelas y de la enseñanza

Julio Carabaña Madrid, La Catarata, 2015 EL LIBRO DE CATARATA COBRABA ESPECIAL SENTIDO en vísperas de elecciones municipales y autonómicas, para calibrar el grado de interés real de nuestros políticos respecto a lo que se suponen sus responsabilidades en educación. El libro de Carabaña sigue teniendo interés cuando no sabemos qué tipo de pacto de gobierno -si es que [...]

Julio Carabaña
Madrid, La Catarata, 2015

EL LIBRO DE CATARATA COBRABA ESPECIAL SENTIDO en vísperas de elecciones municipales y autonómicas, para calibrar el grado de interés real de nuestros políticos respecto a lo que se suponen sus responsabilidades en educación.

El libro de Carabaña sigue teniendo interés cuando no sabemos qué tipo de pacto de gobierno -si es que lo va haber- va a regir los destinos inmediatos del sistema educativo. No se descarta que siga vigente la LOMCE, una ley que, como normas anteriores en este terreno, ha tenido como pretexto de partida una sesgada lectura de los Informes PISA. Curiosamente, esta misma ley orgánica no ha tenido inconveniente alguno en soslayar informes anteriores de esta organización internacional que valoraban lo que nuestro sistema escolar tenía de más positivo en el análisis comparativo entre países. Carabaña da muchas pistas para que nos atrevamos a dudar de su imparcialidad y, sobre todo, de la ambivalencia de sus consejos: sirven para gobiernos de derecha e izquierda.

El primer valor de este libro es ayudar a comprender mejor lo mal que suelen informarnos acerca de lo positivo o negativo de nuestro sistema educativo.

Aprender a desconfiar de cuanto nos cuentan, es el único procedimiento para entender qué se nos oculta tras tanta obsesión por si subimos o bajamos en la liga regional. El problema de la “calidad” educativa siempre suele estar en otra parte, a causa, especialmente, del enorme atraso histórico y de otras variables culturales que hacen que mucha gente no vea todavía la educación como un bien y que nuestro Estado se haya comportado siempre de manera muy rácana al respecto.

Este libro, además, nos pone en la pista de por qué PISA es un mal instrumento para mejorar la educación que hemos sido capaces de darnos. Al indicarnos qué mide realmente, queda patente su “inutilidad” para medir lo que no puede medir.

Portada-Pisa-Catarata-Julio-Carabana_EDIIMA20150514_0874_17

Etiquetas:

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

Imagen del autor

Manuel Menor

Profesor de Historia