FECCOO denuncia la falta de sensibilidad del Gobierno vasco

EL INICIO DEL CURSO ESCOLAR en Euskadi llegaba marcado por la incertidumbre. El acto inaugural presidido por Cristina Uriarte, Consejera de Educación, ha sumado otra dosis desesperanza a una situación desconcertante.

Las palabras y los hechos no caminan por el mismo carril, una vez más. Uriarte se distancia de la LOMCE en los actos oficiales, aunque la realidad demuestra que el Gobierno autonómico tiene una actitud de seguidismo de esta ley. Habrá prueba de reválida, aunque se pretende enmascarar como “nuestra selectividad”.

Cientos las profesoras y profesores inician su actividad docente desconociendo tanto el contenido de la prueba como los currículos oficiales que deben seguir con su alumnado y la normativa oficial del Bachillerato que de la cobertura legal. “¿No era una cuestión a explicar con claridad a la comunidad educativa?”, se pregunta la Federación de Enseñanza de CCOO de Euskadi.

Otro foco de polémica es cómo cubrir las sustituciones del presente curso. La Consejería de Educación no se manifiesta al respecto. “Da la impresión de importar poco la suerte de los varios miles de sustitutas y sustitutos que dependen de esta realidad para poder trabajar. Es más fácil ofrecer una saturación de datos sobre matriculación, opciones elegidas de modelos lingüísticos, reparto por redes o anuncio de oferta de OPE llena de humo, que ofrecer respuestas a las incertidumbres presentes entre tantos trabajadores y trabajadoras de la enseñanza pública vasca”, denuncia el sindicato.

Etiquetas:

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría