Así vivimos la Covid-19 en Prodis

HABLAR DE LA COVID-19 ES HABLAR DE UNA SITUACIÓN DESCONOCIDA, alarmante, preocupante, casi comparada como una guerra que se inmiscuyó en nuestras vidas. A nivel laboral, nos tocó vivirla en primera línea y nos sentimos responsables de salvaguardar la salud y la vida de todas las personas que atendemos en nuestras residencias y servicios.

Nadie nos preparó para esta situación, nos dejamos guiar cada uno por nuestra vocación, por nuestro espíritu de solidaridad, empatía, compañerismo y también por un sentimiento fraternal de sentir que, además de cuidarnos a nosotros mismos y a nuestras familias, teníamos el deber de proteger a nuestros usuarios, tan vulnerables, pero a la vez ajenos (muchos de ellos), a lo que implicaba convivir con esta enfermedad.

Cada compañero y compañera de nuestra entidad, desde sus diferentes servicios, se volcaron en esta misión dando lo mejor de cada uno, dejando al margen sentimientos de miedo, angustia, ansiedad, tristeza, rabia… y lograron reinventarse para hacer más llevadera esta situación, es decir, pusieron a prueba su capacidad de resiliencia, aquella palabra que describe el sacar lo positivo cuando nos enfrentamos a las adversidades.

El confinamiento dio tiempo para conocernos más como personas y como profesionales. Nos hizo estar más cerca de nuestros usuarios, adaptándonos a sus necesidades para brindarles apoyo y seguridad. Sacó nuestra vena artística, musical, un sinfín de ideas para poder distraerlos de esta situación.

Nos sorprendimos también de la gran capacidad de muchos de ellos para poder tolerar el no ver a sus familias. Nosotros, como personal de atención directa, intentamos cubrir esos vacíos facilitándoles el poder hacer una videollamada o llamada telefónica y, en la medida de lo posible, calmar su necesidad de cariño, así como ayudarles a reconducir su frustración, trastornos de conducta, tristeza al ver que los días y meses pasaban y no podíamos hacer la vida de siempre.

Haber llegado hasta aquí ha sido para todos un aprendizaje más, pero rescatamos lo positivo de esta situación, que cuando todas las compañeras y compañeros tenemos el mismo objetivo, todo fluye en esa dirección. No hemos lamentado incidentes graves. Hasta este momento hemos ido esquivando a la Covid; y, aunque sabemos que aún no se ha marchado, la conocemos más y, sobre todo, estamos convencidos de que la unión de todos es lo más importante.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Autoría

imagen del autor

Comité de CCOO en Prodis

Prodiscapacitats Fundació Privada Terrassenca